martes, 27 julio 2021
21.4 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES #Bogotá vive el toque de queda entre la desinformación y el miedo

#Bogotá vive el toque de queda entre la desinformación y el miedo

Una noche de desinformación y miedo. El toque de queda en Bogotá se vivió a través de chats de WhatsApp que se inundaron con supuestos testimonios de vandalismo y con vídeos que circulaban por las redes sociales, compartidos incluso por referentes políticos, creando un ambiente de zozobra que se mantuvo hasta la madrugada en la capital de Colombia. 

Durante todo el viernes, se presentaron actos vandálicos verificados en zonas populares del sur de la ciudad. Inicialmente, el alcalde Enrique Peñalosa había decretado el toque de queda solo para los barrios afectados. Minutos después, el Gobierno de Iván Duque decidió instaurarlo en toda la ciudad, una medida que no se aplicaba desde 1977 en la capital y sacó a 13.000 integrantes del Ejército y de la policía a patrullar las calles.

Sin embargo, la decisión causó que el miedo se extendiera a otros barrios donde, como afirmó el alcalde, no pasaba nada en realidad. Muchos de los vídeos falsos correspondían a los mismos que se difundieron en Cali la noche del 21 de noviembre, tras el toque de queda en esa ciudad.

En varias ocasiones, los porteros de los edificios y conjuntos residenciales hicieron sonar las alarmas y los vecinos salieron con palos a defenderse de los supuestos vándalos. Así ocurrió en Salitre y Fontibón, en el occidente de la ciudad. “Unos 30 vecinos salieron a perseguir a un ladrón, lo cogieron y se lo entregaron a la policía. Se han escuchado varios disparos”, reportó el periodista de El Tiempo, José Mojica.

Peñalosa tuvo que hacer una llamada a la calma y desmintió esos hechos. “Hemos revisado cientos de llamadas y nunca ha sido algo real. Parece una campaña orquestada. Los invito a la tranquilidad. Incluso donde nos han dicho que se han escuchado disparos, son vecinos que en medio de la tensión han disparado”, dijo sobre las once de la noche. Y el director de la policía, Óscar Atehortúa, secundó más tarde con un dato: de 45 llamadas que recibieron, solo un caso era real.

“En Cali quisieron causar terrorismo psicológico y exactamente lo mismo ocurrió en Bogotá. Esto no es casual. Personas inescrupulosas al tiempo que invitan [a realizar] acciones vandálicas envían información para que las personas se recluyan en sus casas, aparezcan personas con temor o para que alguna persona les cause un daño a sus vecinos”, explicó Atehortúa.

Pero ni el alcalde ni el director de la policía explicaron quién estaba detrás de esta “estrategia orquestada” de miedo. Tampoco informó si hubo capturados por actos vandálicos o por violar la restricción de movilidad, ni el origen de los vídeos que mostraban hombres bajándose de camiones y asustando a la población.cortesíaelpaís.com

Noticias Relacionadas

Top 5 de HCH