“Veredicto no es contra el Estado de Honduras” : Presidente Hernández

El presidente Juan Orlando Hernández manifestó su tristeza al escuchar el veredicto de la corte de del distrito sur de Nueva York.

“Lamento que el jurado haya decidido creer la palabra de personas asesinas confesas que se quieren vengar de mi familia”.

“Este veredicto no es contra el estado de Honduras”, afirmó el mandatario; resulta indignante que narcos y asesinos confesos se presenten con la credibilidad de ciudadanos honestos”, aseveró.

“Debo decir que es increíble la capacidad de los criminales mintiendo impunemente ahora en lugar de balas usan sus mentiras”.

“Me causa sorpresa que fiscales de EE.UU. califiquen injustamente al estado de Honduras, señalan a un país que decidió combatir a uno de los más grandes flagelos rechazo contundentemente que se señale al país como narco-estado”.

“Voy a hacer lo que tengamos que hacer para mantener la paz y tranquilidad, seguimos firmes para continuar la lucha, nadie está por encima de la ley”, aseveró Hernández.ER

Presidente Hernández: “Ese veredicto no es contra el Estado de Honduras”

  • Reitera su rechazo contundente a que fiscales de EEUU tilden a Honduras como un narco-Estado.
  • Resulta indignante que narcotraficantes y asesinos confesos sean presentados como ciudadanos honestos, señala.
  • “Seguimos firmes y más decididos que nunca para continuar en esta lucha contra los criminales”, advierte.
  • “No se equivoquen criminales, si creen que esto nos va a detener en nuestro compromiso con el pueblo hondureño”, subraya el mandatario.
  • Recuerda que DEA, Comando Sur, Departamento de Estado, Embajada y otros organismos de EEUU reconocen logros de Honduras contra narcotráfico.

Tegucigalpa, 18 de octubre. Acompañado por su Gabinete de Gobierno, el presidente Juan Orlando Hernández manifestó hoy al pueblo hondureño y a la comunidad internacional que el veredicto dictado contra el ciudadano Juan Antonio Hernández en una corte de Nueva York “no es contra el Estado de Honduras”.
En comparecencia de prensa, el mandatario reconoció recibir el veredicto con tristeza, a título personal, pero lamentó que el jurado del juicio haya creído más en las palabras de asesinos confesos y narcotraficantes, que tenían como objetivo vengarse de él, quien les hizo huir del país.
Asimismo, reafirmó su rechazo contundente a que Honduras sea tildado como un narco-Estado, tal y como lo hicieran los fiscales de Estados Unidos durante el juicio, a sabiendas de las actividades emprendidas por la institucionalidad hondureña para combatir el flagelo de narcotráfico que ha causado dolor y muerte y que igual abate a la sociedad estadounidense.
A continuación el mensaje del presidente Hernández:

En nombre de mi familia, y como asunto personal, se recibe con gran tristeza la noticia del veredicto de la corte de Nueva York.
El jurado decidió tristemente creer en la palabra de un grupo de asesinos confesos, narcotraficantes, que tenían como objetivo golpear a mi familia, como una manera de vengarse por las decisiones que hemos tomado, y que los hizo pasar de ser amos y señores de regiones completas del país, a tener que salir huyendo de Honduras, a buscar negociar su entrega con autoridades norteamericanas para reducir sus penas, proteger a sus familias, recuperar sus bienes manchados de sangre que han sido incautados, entre otros beneficios.
Pueblo hondureño, quiero dejar claro al pueblo hondureño y a la comunidad internacional: ¡ese veredicto no es en contra del Estado de Honduras!
Repito: ese veredicto no es en contra del Estado de Honduras.
Han sido más de 67.000 muertes de hondureños el costo de la lucha contra la criminalidad y el efecto de este fenómeno delictivo. Pero en los últimos años ese es el número de víctimas y la más grande tragedia que hemos tenido en la historia de la República.
Y por eso resulta indignante que los narcotraficantes y asesinos confesos sean presentados como que si tuvieran la misma credibilidad que los ciudadanos honestos, como si haber asesinado más de 150 hondureños no tuviera tanta importancia, como si lo importante es tratar de incriminar a otros en la búsqueda de reducir sus penas a como dé lugar, al tiempo que protegen a sus verdaderos cómplices.
Es interesante ver en este juicio cómo los representantes del Estado, de Estados Unidos, representantes que fueron a servir como testigos, nunca hablaron de señalar a hondureños.
Pero también debo decir que es increíble la capacidad que muestran esos criminales que fueron a servir como testigos de mentir impunemente, tratando de negar las acciones que el Estado hondureño ha desarrollado en la lucha contra sus actividades ilegales.
Quisieran estos tipos que se les olvide a los hondureños, o se nos olvide a nosotros, los nueve intentos de asesinato contra el Presidente que los ha combatido de frente, tal como lo dije desde mi primera campaña y también desde que tomé posesión de mi cargo.
Estos delincuentes quieren que se olvide el sacrificio que han hecho todos los operadores de seguridad y justicia de Honduras para provocar algo que jamás había ocurrido en la historia del país.
Ahora, en lugar de balas y proyectiles, intentan utilizar sus mentiras como armas contra los que hemos liderado las acciones que los tienen en prisión.
Más aún, debo decirlo en nombre de Honduras: me causa sorpresa que los fiscales de Estados Unidos califiquen injustamente al Estado hondureño, que crean en declaraciones de esos criminales, para señalar a un país que decidió combatir uno de los más grandes flagelos que afecta a la sociedad norteamericana.
En nombre del Gobierno de Honduras y de sus instituciones, rechazo contundentemente que se califique a nuestro país como un narco-Estado; todo lo contrario, hemos sido el referente en la lucha contra el tráfico de drogas en la región.
Los resultados de esta lucha han sido destacados por los mismos organismos de Estados Unidos, como la DEA, el Comando Sur, el Departamento de Estado y la embajada estadounidense aquí en el país, entre otros, y ellos basan sus pronunciamientos en estadísticas y en las acciones reales de nuestras autoridades para combatir este flagelo.
Gracias al esfuerzo de nuestra institucionalidad, logramos convertir a Honduras en un territorio hostil para el narcotráfico, como lo dijo el mismo embajador James Nealon, cuando solo se había cumplido un año de mi Gobierno en febrero de 2015.
Hoy, reafirmamos nuestra voluntad de seguir combatiendo al crimen organizado y específicamente al narcotráfico, con la decisión y valentía que nos ha caracterizado siempre, y continuaremos colaborando con las autoridades norteamericanas y con otros países hasta erradicar completamente esta plaga que causa tanto dolor y muerte en nuestras familias.
Quiero ratificar mi posición firme de seguir combatiendo al crimen organizado y el narcotráfico, ¡y no se equivoquen criminales!, si creen que esto nos va a detener en nuestro compromiso con el pueblo hondureño, de hacer lo que tengamos que hacer para recuperar la paz y la tranquilidad para nuestro pueblo.
Seguimos firmes, y más decididos que nunca para continuar en esta lucha contra los criminales. Y siempre repito: nadie está por encima de la ley. Todos estamos sometidos a la ley, y todo mundo tiene derecho a la presunción de inocencia, a un juicio justo. Seguiremos en esta ruta.
Agradezco al equipo de Gobierno por su acompañamiento y en las próximas horas seguiremos con una serie de reuniones, siempre trabajando a favor del pueblo hondureño.
Buenas tardes.

Comentarios de Facebook