Dos médicos dejan morir a un bebé porque ya habían certificado por error su muerte y querían evitar el papeleo

Dos médicos han sido acusados de homicidio en Kazajistán por dejar morir a un recién nacido al que previamente y por error habían dado por muerto, informa el Daily Mail.

La acusación afirma quie el doctor Kuanysh Nysanbaev ordenó que el cuerpo del bebé fuera almacenado en la morgue pese a haber visto cómo el pequeño movía un pie. Nysanbaev y otro médico cuya identidad no ha trascendido se enfrentan a una pena de 20 años de prisión cada uno.

Las autoridades conocieron los hechos después de haber ‘pinchado’ el teléfono de Nysanbaev por otro caso de sobornos. Shyngys Kabdula, jefe de Policía, explicó que “tras su nacimiento, el bebé fue negligentemente registrado como fallecido, aunque de hecho estaba vivo”.

“Después de que el niño diera signos de vida, los doctores, en vez de tomar urgentes medidas, decidieron actuar de acuerdo a la documentación ya emitida, que decía que el niño había muerto. Dejaron morir al recién nacido.

El bebé fue depositado en un refrigerador”, dijo Kabdula, que reveló que posteriormente, el médico habló sobre el caso por teléfono y dijo que el niño había muerto en el refrigerador del depósito de cadáveres. Los dos médicos permanecen detenidos.cortesía20minutos.es

Comentarios de Facebook