Las cámaras de los iPhone 11, Pro y Pro Max, explicadas: así es como Apple aspira a dominar la fotografía en el segmento premium

Como cada año, la presentación de los nuevos iPhone 11 ha propiciado un debate intenso entre los aficionados a los smartphones. Los más críticos reniegan de su diseño, de la elección de algunos componentes y de la ausencia de ciertas tecnologías presentes en los gama alta con Android. Y los más entusiastas alaban la pantalla OLED de los modelos Pro y Pro Max, su procesador A13 Bionic y sus cámaras.

Dejando a un lado esta discusión, en la que ambas partes tienen su dosis de razón, no cabe duda de que, sobre el papel, Apple ha dado un paso hacia delante importante en lo que se refiere a las cámaras con las que ha equipado sus nuevos iPhone 11. Y es que su arquitectura tiene poco que ver con la de las cámaras de los iPhone XR, XS y XS Max. Aún no hemos tenido la oportunidad de probarlas, y, por tanto, de valorar objetivamente su rendimiento, pero su arquitectura nos da muchas pistas acerca de sus posibilidades. Esto es lo que podemos esperar de ellas.

iPhone 11, Pro y Pro Max: especificaciones técnicas

En la tabla que tenéis en esta misma sección del artículo podéis comprobar que el nuevo iPhone 11 cuenta con dos cámaras traseras con óptica gran angular y ultra gran angular, mientras que los modelos iPhone 11 Pro y Pro Max incorporan, además de estas dos cámaras, un teleobjetivo. Esta diferencia en la arquitectura de estos smartphones nos da las primeras pistas evidentes acerca de su rendimiento: los modelos Pro y Pro Max ponen a nuestro alcance una mayor flexibilidad a la hora de enfrentarnos a un escenario de captura.

Las cámaras de tipo gran angular y ultra gran angular de los tres iPhone 11 son idénticas, pero los modelos Pro y Pro Max cuentan con un teleobjetivo que los dota de una mayor versatilidad

Aun así, es interesante que tengamos en cuenta que las cámaras de tipo gran angular y ultra gran angular de los tres iPhone 11 son idénticas. Además, el software que se encarga de procesar la información recogida por los sensores de estas cámaras es el mismo, por lo que el rendimiento de estos tres teléfonos móviles en aquellos escenarios de disparo en los que no interviene el teleobjetivo de los modelos Pro y Pro Max debería ser el mismo.

Iphone11ap

El objetivo de este artículo es indagar en las prestaciones de los nuevos iPhone 11 en el ámbito de la fotografía, pero no está de más que echemos un vistazo brevemente a sus capacidades de grabación de vídeo porque también son jugosas. La cámara frontal permite la grabación de vídeo de hasta 4K a 60 FPS y 1080p a 120 FPS con rango dinámico ampliado en los modos de vídeo a 30 FPS y estabilización.

Con las cámaras traseras se puede grabar vídeo de hasta 4K a 60 FPS y 1080p a 240 FPS con rango dinámico ampliado en los modos de vídeo de hasta 60 FPS, estabilización óptica en el gran angular y el teleobjetivo (solo en los modelos Pro y Pro Max), y enfoque automático continuo. Como veis, sobre el papel su capacidad de grabación de vídeo no pinta mal. Veremos cómo rinden cuando tengamos la oportunidad de probarlos a fondo.cotesíaxataka.com

Comentarios de Facebook