Conoce la razón del por qué prestar tu cable de carga es peor que prestar tu cepillo de dientes

El pedir prestado cargadores de celulares se ha vuelto una práctica muy habitual, no vemos ningún riesgo ya que consideramos el cable como cualquier otro artículo cotidiano, pero hay peligros ocultos detrás de esta actividad.

Aunque cargues la batería de tu celular completamente en tu casa es muy común que antes de que termine el día necesites cargarlo un poco para poder llegar a casa, ya sea para pedir un servicio de transporte, usar mapas, tener carga para hacer llamadas en el camino o incluso amenizar el viaje con música.

Cuando esto sucede y no traemos nuestro cargador personal no nos parece grave pedir prestado uno en donde estemos, sea a un conocido o desconocido; incluso hay lugares públicos como restaurantes o cines donde te los prestan, peor aún: sitios en donde los rentan por módicas cantidades.

Por qué prestar tu cable de carga es peor que prestar tu cepillo de dientes 1

El principal motivo por el cual no se debe ni prestar ni pedir prestado es por cuestiones de seguridad de la información personal de tu teléfono y todo tipo de cuentas vinculadas a él; algunos hackers implantan malwares (un software que extrae información personal y contraseñas) en los cargadores, con la información extraída son capaces de forma remota suplantar tu identidad virtual, ingresar a cuentas personales o bancarias y realizar todo tipo de movimientos.




Quizá no te parezca peligroso pedir su cargador a algún amigo o familiar cercano, pero así como los billetes o artículos cotidianos, realmente no sabes con seguridad de donde vienen o donde han estado. Ni hablar de todas las instalaciones de carga que puedes encontrar en sitios públicos como paradas de transporte público o centros comerciales, los que se rentan o prestan en restaurantes o cines.

Por qué prestar tu cable de carga es peor que prestar tu cepillo de dientes 2

«Es como si prestaras tu ropa interior».

Expresó Charles Henderson, socio gerente global y jefe de X-Force Red de IBM Security durante la Conferencia Anual de Hacking DEF CON en Las Vegas, advirtiendo que el cable de carga del celular es uno de los objetos que no se deberían tomar tan a la ligera como para pedirse prestados y que es preferible comprar uno nuevo en caso de olvidar o extraviar el de uso personal. 

El experto en tecnología y ciberseguridad ejemplifico con un caso práctico la fácil y peligroso que es conectar cualquiera de tus dispositivos con un cargador desconocido:

«Un hacker mostró un cable para iPhone que había modificado y lo usó para conectar un iPod a una Mac. Inmediatamente, pudo acceder a la distancia a la dirección IP del cable y tomó el control de la computadora. Una vez que obtuvo toda la información, eliminó el malware implantado, para acabar con la evidencia de su existencia».

Comentarios de Facebook