El rol de los padres

Esta mañana asistí maravillado al primer vuelo de los pichones de golondrinas. Con una organización increíble, el aprendizaje se desarrolló bajo el control de padres atentos que, posados sobre un cable eléctrico, enseñaban a sus hijos los rudimentos del primer vuelo. Pronto esas jóvenes golondrinas podrán cazar, alimentarse solas y retransmitir lo que sus padres les enseñaron.

Esos momentos de iniciación nos hacen pensar en el rol de los padres cristianos. Es importante ponernos al alcance de nuestros hijos y enseñarles, mediante la lectura de la Palabra de Dios, las virtudes morales de Jesús: obediencia a Su Padre, humildad, amor, bondad, olvido de sí mismo, paciencia, rectitud, etc. Esta es, en efecto, la tarea ineludible de los padres creyentes.

Es cierto que solo el Señor Jesús puede atraer a nuestros hijos al camino de la fe para ser su Salvador. Sin embargo, podemos ayudarles mostrando un verdadero amor al Señor y a su Palabra. Conduciéndolos paso a paso en la lectura de la Biblia, podremos trazar el camino que deberán seguir cada día.

Nuestra presencia no solo es necesaria para satisfacer sus necesidades básicas y su educación, sino también para mostrarles a Aquel que desea salvarlos. Pidamos a Dios la fuerza y la capacidad para cumplir con ese difícil rol de padres. Encomendemos nuestros hijos en oración al Señor. Él los ama y tendrá cuidado de ellos. ¡Pero él nos los confió a nosotros!

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Prov. 22:6).

Comentarios de Facebook