Boram, la youtuber de 6 años, se compra una casa de 8 millones de dólares

Los nuevos tiempos han traído nuevas formas de hacer dinero y hasta de enriquecerse. Así sucede con aquellos que han empleado las redes sociales y las grandes plataformas para ganarse la confianza de millones de internautas.

El más reciente de estos casos es el de Boram, una estrella de YouTube que acaba de comprar una propiedad multimillonaria de cinco pisos en Seúl.

Lo singular es que la nueva celebridad, además de 30 millones de suscriptores, tiene apenas seis años.

De acuerdo con un reporte de CNN, trascendió que, a través de sus padres y de la empresa Boram Family, la niña se hizo de un edificio de 9.500 millones de won coreanos (unos ocho millones de dólares) en el moderno suburbio de Gangnam, en la capital surcoreana.

Aunque la transacción se llevó a cabo a principios de este año, no ha sido hasta ahora que la prensa obtuvo una copia del documento de registro de bienes raíces público.

A su escasa edad, Boram es el rostro visible de dos cuentas con mucha popularidad de YouTube. En el primer canal, la menor se dedica a revisar juguetes y le siguen 13,6 millones de suscriptores. Además, posee una cuenta de video blog con 17,6 millones de suscriptores.

En medio de controversias

La corta vida de esa niña surcoreana no ha estado exenta de polémica. Un grupo de ciudadanos de ese país del Extremo Oriente le hicieron saber en 2017 su inconformidad y su preocupación a la organización no gubernamental Save the Children, pues consideraban que los videos de Boram podían afectar de manera negativa al desarrollo emocional y ético de los jóvenes consumidores.

Según informó a CNN Koh Woohhyun, gerente del departamento de defensa de la organización, estaban especialmente preocupados por las secuencias en las que la niña aparecía robando dinero de la billetera de su padre y pareciendo conducir autos en la carretera.

Luego de que Save the Children denunciara estos videos a las autoridades policiales, el Tribunal de Familia de Seúl ordenó a los padres de Boram que completaran un curso de asesoramiento diseñado para prevenir el abuso infantil.

Y como se esperaba, los videos ofensivos fueron retirados de la plataforma.

Boram no es el primer caso de un menor de edad que se convierte en una celebridad mundial.

Niños que son auténticas estrellas de Internet

De acuerdo con la revista Forbes, el youtuber con mayores ingresos en 2018 fue el estadounidense Ryan Kaji, quien tiene apenas siete años y es el rostro visible de la Ryan ToysReview. El menor habría ganado cerca de 22 millones de dólares gracias a la publicidad y el alto nivel de interacción de canal, que arrastra consigo nada menos que a cerca de 21 millones de suscriptores.

También está Tydus, un estadounidense de cinco años, que aparece en el canal de YouTube de su familia, Trav and Cor, que cuenta con 3,1 millones de suscriptores.

Ya sea gracias a los anuncios que You Tube coloca en sus videos, como formando parte como anunciantes de determinadas marcas, los youtubers de mayor pegada suelen ganar mucho dinero. De ahí que a muchos les inquiete que, en caso de menores de edad, el afán de obtener ganancias de sus progenitores conduzca a una situación de explotación laboral infantil.

Muchos temen además a que la presencia de niños en la pantalla facilite el accionar de pedófilos que se valen de este tipo de plataformas para concebir sus fechorías.

De hecho, el año pasado un portavoz de YouTube le aseguró a CNN que su compañía había revisado y eliminado miles de comentarios inapropiados, así como cancelado más de 400 canales y eliminado docenas de videos que incluían a menores.

Comentarios de Facebook