Conoce las formas naturales de combatir el mal aliento

La halitosis se presenta cuando hay un desarrollo de bacterias en la cavidad bucal

La halitosis, nombre que se le da al fenómeno del mal aliento es algo muy común. Cuando alguien nos dice que nos huele la boca pensamos en un dulce o un chicle para disfrazarlo pero ¿y si es un problema más serio? La buena higiene bucal es primordial, pero también hay formas naturales de combatirlo, aquí cinco de ellas.

QUÉ PRODUCE EL MAL ALIENTO

La halitosis se presenta cuando hay un desarrollo de bacterias en la cavidad bucal, es decir la boda. Por lo general aparece por la mañana luego de que nuestra boca ha reposado y ha producido más saliva, pero puede presentarse en cualquier momento.

CAUSAS PRINCIPALES

Sin duda la más común es una mala higiene bucal. Lo recomendable para evitar el mal aliento es lavar nuestros dientes después de cada comida y emplear hilo dental para eliminar los restos de todo alimento de nuestros dientes, lengua y boca, no debemos olvidar eliminar el sarro que se acumula en la lengua.

Otras de las causas del mal aliento son el consumo de alimentos como ajo y cebolla, ayunos frecuentes, tomar alcohol, fumar, caries, prótesis dentales mal ajustadas, infección en la garganta o amigdalitis, reflujo, infecciones nasales, problemas hepáticos, problemas con la flora intestinal, insuficiencia renal y diabetes.

Además de consultar al médico para obtener el diagnóstico y tratamiento adecuado, puedes emplear estas recomendaciones naturales para mejorar el olor de tu aliento:




INFUSIONES DE PLANTAS AROMÁTICAS

Sí, coloca en tu agua plantas aromáticas como tomillo, anís, hinojo, menta o romero. Puedes tomar el agua o hacer enjuagues bucales con ella varias veces al día, notarás bastante mejoría.

Foto: mejorconsalud.

SEMILLAS DE CARDAMOMO O CLAVO DE OLOR

Mastícalas después de cada comida. Son perfectas para limpiar la boca y reducir el mal olor provocado por diversos alimentos. El sabor es fuerte, así que acompáñalas con las infusiones del punto anterior para mejor resultado.

Foto: comedera.

TALLO DE APIO U HOJAS CILANTRO

Mastícalas después de tus alimentos, sirven como un desodorante bucal natural. No te olvides enjuagar con agua para eliminar los restos de la planta que hayan quedado por ahí.

Foto: cocinadelirante.

AGREGA PEREJIL A TUS PLATILLOS

Esta hierba es un delicioso desodorante bucal. Reduce y elimina bacterias por los polifenoles y la clorofila que le componen, mastícalo fresco, también ayudará a mejorar tu digestión.

Foto: quericavida.

ALGA CHLORELLA

Por su alto contenido de clorofila, esta alga marina es perfecta para eliminar metales pesados, algunos responsables de tu mal aliento. Puedes tomarla en polvo revolviéndola con agua o como suplemento alimenticio, la encuentras en tiendas naturistas o de productos orgánicos.

Foto: niter.

LA IMPORTANCIA DE LA HIDRATACIÓN

El tomar la suficiente cantidad de agua al día permitirá que tu boca produzca la saliva suficiente para mantenerse humectada, lo que reducirá la producción de bacterias. Particularmente, toma un vaso de agua después de comer, al despertar e hidrátate al hacer ejercicio, justo en esos momentos donde tu respiración se identifica.

Comentarios de Facebook