[FOTOS]: Conoce a esta joven australiana que se sacó sus implantes de pechos por un motivo insólito

La joven australiana tomó la decisión debido a que las prótesis comenzaron a afectar una parte importante de su vida.

Una mujer debió extraer sus implantes mamarios luego de que esta intervención le quitara el deseo sexual. Además, aseguró que la operación le causó también depresión, fatiga e intolerancia a los alimentos. La australiana publicó imágenes de todo su proceso en Instagram.

Sarah Hyde se puso implantes mamarios hace 5 años y gastó más de 300 mil pesos en la operación estética. A partir de ese momento, comenzó a experimentar problemas de salud. “Durante los últimos 3 años he estado sufriendo síntomas inexplicables por intolerancia a los alimentos, depresión, fatiga, debilidades musculares. Además, afectó gravemente mi deseo sexual”, detalló

Cansada de los síntomas, decidió buscar especialistas sobre el tema. Durante su investigación, descubrió historias de mujeres que experimentaron las mismas dificultades luego de ponerse implantes. “Las piezas envenenaron mi cuerpo lentamente con 40 químicos diferentes y metales pesados”, aseguró la mujer. 

Tras localizar la raíz de su problema, Hyde se sometió a otra operación. Esta vez, para quitar los implantes que tanto sufrimiento le provocaron. “Al sacármelos, sentí que me había sacado un gran peso de encima. He estado descansando mucho para que mi cuerpo y mi células puedan hacer su magia y curarme”, manifestó. 

Luego, dejó un mensaje para sus seguidores sobre la decisión de ponerse implantes mamarios: “Debemos ser conscientes sobre lo que ponemos dentro de nuestro cuerpo. Yo soy suficiente con o sin implantes mamarios. No necesito nada más para sentirme hermosa. Estoy orgullosa de mi misma, muy agradecida de sacarme los implantes y muy contenta de recuperar mi cuerpo natural”. 

Comentarios de Facebook