El Barça, a seis pasos del triplete

Ya nadie en el vestuario del Barcelona esconde que la posibilidad del triplete es algo tan real como la vida misma. Lo que a principio de temporada se veía como algo tan lejano e inalcanzable ha empezado a tomar cuerpo hasta el punto que allá dentro se habla con normalidad sobre la posibilidad de conquistar el triplete por tercera vez en la historia del club.

Lo cierto es que el equipo de Valverde lo tiene ya al alcance de su mano. De hecho está a sólo seis victorias de conseguirloLe queda una final de la Copa del Rey, dos triunfos en LaLiga y tres en la Champions para alzarse con este título simbólico. Y tanto en LaLiga como en la Champions ni tan siquiera necesita ganar esos partidos porque en el campeonato doméstico cualquier tropiezo del Atlético de Madrid adelantaría el alirón mientras que en la competición europea tampoco necesita obligatoriamente ganar los dos partidos de la eliminatoria ante el Liverpool para llegar a la final en Madrid.

Así pues, está claro que el Barcelona tiene ahora sí el triplete en su mano. Una hazaña que sólo lo han conseguido dos equipos en la historia del club. El de Pep Guardiola, en la temporada 2008/09, y el de Luis Enrique, en la campaña 2014/15.

El primer título que está al caer es LaLiga. A día de hoy necesita seis puntos. Eso quiere decir que si gana este martes al Alavés en Vitoria y el miércoles el Atlético pierde ante el Valencia en el Wanda, el Barcelona cantará el alirón. Si los de Simeone no pierden, entonces el Barcelona tendrá la oportunidad de ganar el campeonato el sábado ante el Levante en el Camp Nou.

En la Champions la situación no es tan fácil ya que ha de superar una eliminatoria durísima ante el Liverpool y posteriormente ganar la final frente al Tottenham o el Ajax. Además cuenta con el hándicap de jugar el partido de vuelta de las semifinales en Anfield. Sin embargo, es la competición que obsesiona a Messi y a todo el vestuario, la “copa tan linda” que prometió Leo intentar traerla esta temporada.

Por último, está a un triunfo de conquistar la Copa del Rey por quinto año consecutivo. El rival será un Valencia ascendente de la mano de un estelar Guedes. La final se jugará el próximo 25 de mayo en el Benito Villamarín. Cuando la juegue, el Barcelona sabrá si la posibilidad del triplete es ya una realidad muy asumible, porque sólo le quedará en el mejor de los casos un partido que disputar esa temporada: la final de la Champions en el Wanda Metropolitano el 1 de junio.

Comentarios de Facebook