Un estudio advierte que la cesárea podría provocar problemas respiratorios en los bebés

Un estudio sugiere que el tipo de parto modifica las bacterias alojadas en el intestino. Mientras que el parto natural beneficia el crecimiento de una flora sana, el procedimiento quirúrgico aumentaría la presencia de microorganismos dañinos.

El parto no es meramente una situación que el bebé deba atravesar para llegar a este mundo. Existen investigaciones que lo vinculan, por ejemplo, con la aparición de Trastornos del Espectro Autista (TEA). Ahora, un grupo de científicos sugiere que la forma de dar a luz impacta en la flora intestinal del recién nacido y puede afectar su salud a lo largo de la vida.

Del estudio participaron 120 bebés, algunos nacidos por parto natural y otros, por cesárea. Los investigadores liderados por el Centro Médico Universitario de Utrecht (Países Bajos) observaron que los dos grupos de chicos tenían microbiotas diferentes. Aquellos que habían llegado al mundo tras una intervención quirúrgica tuvieron un retraso en el desarrollo normal de la flora y una mayor cantidad de bacterias dañinas, en comparación con aquellos que atravesaron un parto vaginal.





Esta diferencia no es menor: en el intestino viven más de mil tipos de bacterias diferentes con múltiples funciones, desde digerir alimentos hasta estimular el desarrollo del sistema inmunológico y protegernos de infecciones. Por lo tanto, no es extraño que los expertos hayan encontrado una correlación entre la microbiota intestinal y la cantidad de infecciones respiratorias durante el primer año de vida –los chicos nacidos por cesárea fueron más propensos a sufrirlas.

Los resultados de esta investigación fueron presentados en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, realizado en Ámsterdam (Países Bajos). “Nuestros hallazgos sugieren que el modo de parto afecta al desarrollo de la microbiota intestinal, independientemente del uso de antibióticos por parte de la madre durante el parto”, señaló Marta Reyman, una de las científicas involucradas en el estudio, según consigna la agencia Europapress. En este sentido, añadió: “En comparación con los recién nacidos por parto vaginal, los niños nacidos por cesárea tienen diferentes trayectorias de colonización bacteriana, lo que podría traer implicaciones para su salud respiratoria futura”.

De todas formas, los especialistas advirtieron que aun se necesita una investigación más profunda para comprender adecuadamente las consecuencias de los tipos de parto. Aunque al menos esta investigación podría ayudar a diseñar estrategias que prevengan problemas de salud luego de un nacimiento por cesárea.

 

Comentarios de Facebook