Demócratas preparan proyectos para la frontera

1

Presionados para demostrar que tienen soluciones, los demócratas están elaborando proyectos de ley frente a la oleada de familias que entran a Estados Unidos por la frontera sur. Dicen que el problema ha sido agravado por las medidas restrictivas del presidente Donald Trump.

Los demócratas en la Cámara de Representantes prevén presentar próximamente sus proyectos, en tanto los senadores estudian diversas alternativas, incluida la factibilidad de mantener conversaciones con la Casa Blanca.

El proyecto de la cámara baja, tal como lo describen legisladores, colaboradores y cabilderos, prácticamente no tendría posibilidades de aprobación por el Senado, donde los republicanos son mayoría, y ni qué hablar de obtener la firma de Trump. Pero permitiría a los demócratas demostrar a los votantes que responden a la ola de migrantes que ha abrumado a las autoridades federales y las poblaciones de frontera, y que no se limitan a criticar las medidas de Trump.

El proyecto, que según los participantes está en las últimas etapas de elaboración, asignaría mayores recursos federales a los cruces de frontera el procesamiento de refugiados, atención a los niños y tratamiento médico.

“Uno no se queda esperando que aparezca gente en la frontera. Es la peor manera de enfrentarlo”, dijo la representante Zoe Lofgren, quien elabora el proyecto junto con el presidente de la Comisión Judicial, Jerrold Nadler, y dirigentes del partido.

Los demócratas buscan encontrar un punto de equilibrio para enfrentar una crisis humanitaria que se agrava pero sin dar credibilidad a la afirmación de Trump de que las hordas de inmigrantes invaden el país. Dicen que el presidente ha exacerbado la situación al detener a migrantes que ingresan al país sin autorización y retardar el procesamiento de las solicitudes de asilo, que puede tomar varios meses.

“Esta es una crisis fabricada”, dijo Rubén Gallego, legislador demócrata por Arizona.

Trump acusa a los demócratas de “obstrucción”. El martes se quejó de su negativa a ajustar las leyes de asilo, reducir la inmigración legal por parientes de migrantes que se encuentran en el país o prohibir la liberación de migrantes detenidos hasta la fecha de su comparecencia.

“No quieren actuar”, dijo el presidente.

En la cámara alta, la senadora demócrata Dianne Feinstein dijo que está elaborando un proyecto para reforzar los tribunales de inmigración y prohibir la separación de familias.

El senador Dick Durbin dijo que los demócratas estaban discutiendo varios proyectos e intentando concertar reuniones con la Casa Blanca sobre el asunto, pero advirtió que el fracaso de las conversaciones con Trump el año pasado no era un buen presagio.

“No es fácil trabajar con este presidente sobre este tema”, dijo Durbin, el número dos del bloque de senadores demócratas.

Comentarios de Facebook