Este polémico nuevo fármaco se inhala por la nariz y sirve para curar la depresión.

Un fármaco experimental que se administra por la nariz con un atomizador, que tiene un compuesto similar al de la droga sintética Ketamina, ha sido recomendado como un nuevo medicamento para tratar la depresión por un grupo de expertos que asesoran a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés).

Con una votación de 14 a favor y dos en contra el influyente panel de expertos avaló el fármaco creado por la farmacéutica Johnson & Johnson. Se piensa que esta droga podría ser usada por pacientes que ya han pasado por al menos dos tratamientos previos sin mostrar ninguna mejora.

Algunos de los efectos secundarios incluyen nausea, mareo y una sensación desagradable de disociación, según ha indicado la compañía.

El compuesto que tiene se llama Esketamina y es una variación de la jetamina, un poderoso anestésico que es utilizado como una droga recreacional, particularmente popular en los clubes nocturnos, donde se le conoce como “Special-K”.

Hasta ahora la esketamina ha sido administrada a pacientes que sufren de depresión crónica vía intravenosa y ha demostrado su efectividad parar apartar los pensamientos de suicidio.

“Creo que la esketamina tiene el potencial para hacer la diferencia en el tratamiento de la depresión… uso el término potencial porque los costos del medicamento y su facilidad de acceso para los pacientes son pendientes que tendrían que resolverse”, dijo uno de los miembros del panel, Walter Dunn, a la agencia de noticias Reuters.

La mayoría de los antidepresivos que existen en el mercado hoy por hoy toman varias semanas en hacer un efecto. Y alrededor de un  30% de los pacientes nunca llegan a reportar una mejoría a pesar de tomar las pastillas antidepresivas.

Según la farmacéutica alrededor de 300 millones de personas en el mundo padecen de depresión crónica. Entre esta población la tasa de suicidio es el doble del promedio.

Se espera que la FDA anuncie si aprobará o no este medicamento el 4 de marzo.

Comentarios de Facebook