Nayib Bukele, el presidente “millennial”, ante el reto de gobernar uno de los países más violentos y pobres de América

Tras imponerse con el 53% de los votos en las elecciones del domingo pasado, el ex alcalde de 37 años se convirtió en el mandatario más joven en la historia de El Salvador. Lo que todos se preguntan ahora es si sus cualidades como candidato le servirán para hacerse cargo de una nación en emergencia.

Campera de cuero o saco informal adornado con un pañuelo. Jean y remera. Anteojos de sol o gorra con visera. Barba prolijamente recortada y el celular siempre a mano para una selfie o un tuit.

Nayib Bukele no sólo es el primer presidente millennial de América por haber nacido en 1981 y tener 37 años. Su imagen personal fue cuidadosamente construida para que parezca un miembro de esa generación.

El contraste con los políticos tradicionales salvadoreños no podría ser más grande. Sobre todo con el mandatario saliente, el desprestigiado Salvador Sánchez Cerén. De 74 años, y miembro histórico del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), es el arquetipo del viejo líder populista de izquierda.CortesíaInfobae

Comentarios de Facebook