Venezuela: líder opositor rechaza ofertas de mediación

El gobierno socialista de Maduro está pidiendo a sus partidarios que organicen su propia manifestación, instándolos a mostrar su apoyo el sábado en el 20 aniversario de la revolución bolivariana de Venezuela lanzada por el ahora fallecido presidente Hugo.

El líder opositor Juan Guaidó rechazó el viernes las ofertas de los presidentes de México y Uruguay para negociar con el gobierno socialista venezolano, un día antes de las protestas callejeras convocadas en todo el país para aumentar la presión sobre el presidente Nicolás Maduro para que renuncie.

En una carta dirigida a ambos presidentes, Guaidó los instó a respaldar la lucha de Venezuela, afirmando que mantenerse neutrales es estar del lado del gobierno de Maduro.

“En este momento histórico que atraviesa nuestro país, ser neutral es estar del lado de un régimen que ha condenado a cientos de miles de seres humanos a la miseria, al hambre, al exilio, e incluso a la muerte”, dijo Guaidó en la misiva.

“Únicamente estaremos interesados en una negociación”, si esta es para acordar “el cese de usurpación, que permitan el traspaso efectivo del poder… para iniciar un proceso de transición que culmine con la realización de elecciones libres”, aseveró.

Guaidó se declaró presidente interino la semana pasada ante decenas de miles de simpatizantes y se comprometió a derrocar la “dictadura” de Maduro. El líder opositor cuenta con el respaldo Estados Unidos y otras dos docenas de naciones.

La prioridad de la oposición es terminar con el control de Maduro sobre el poder e iniciar una transición mediante la celebración de elecciones democráticas, dijo Guaidó en una carta al presidente uruguayo Tabaré Vázquez y al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Los Estados Unidos también rechazan las ofertas de México, Uruguay y el Vaticano para mediar en un diálogo.

El asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, John Bolton, tuiteó el jueves que Maduro y sus principales asesores deberían retirarse a “una bonita playa en algún lugar lejos de Venezuela”. El discurso de Bolton se volvió más duro el viernes en una entrevista con el presentador de radio conservador Hugh Hewitt en la que advirtió que podría ser una zona de playa más parecida a Guantánamo.

Un desafiante Maduro culpa a la Casa Blanca de respaldar abiertamente lo que él llama un golpe de Estado para sacarlo del poder y apoderarse de la vasta riqueza petrolera de su país. Retiene el apoyo de aliados poderosos, incluidos Rusia y China, pero se está aislando cada vez más a medida que más naciones reconocen a Guaidó.

Comentarios de Facebook