Guatemala escala el conflicto con la ONU y expulsa la misión anticorrupción

De manera unilateral y, para algunos expertos vulnerando la legalidad, el Gobierno de Guatemala dio este lunes por finalizado el acuerdo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de la ONU, y dio un plazo de 24 horas al personal de la Comisión que todavía permanece en el país para abandonar el territorio. La decisión, rechazada por el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, supone una escalada del enfrentamiento entre el Gobierno del presidente Jimmy Morales y el organismo internacional.

Morales justificó su decisión por la supuesta “violación grave de la CICIG a las leyes nacionales e internacionales”. El mandatario confirmó que en horas de la tarde y en la sede de la ONU en Nueva York, la ministra de Exteriores, Sandra Jovel, entregó al secretario general la “notificación de la suspensión inmediata y definitiva del convenio de la CICIG”. “En virtud de lo anterior, las partes quedan eximidas de la obligación de seguir cumpliendo el Acuerdo (…) y los procesos iniciados deberán seguir su curso a instancias de la autoridad legalmente competente en Guatemala, sin que la terminación (del acuerdo) afecte la situación jurídica de los procesos”, añadió. CortesíaElpaís

Comentarios de Facebook