El Salvador: Dos policías asesinados en lapso de 6 horas en Apopa y San Jorge

En un hecho poco usual, el policía José Miguel Arana Barrera fue asesinado este viernes mientras estaba de servicio. El ataque fue cometido por supuestos pandilleros de la 18 cuando él estaba solo, a una cuadra y media de distancia del puesto policial de la colonia Santa Teresa de Las Flores, en Apopa, al norte de San Salvador.

Hasta la fecha, la mayoría de homicidios de policías en el país fueron cometidos cuando ellos estaban en sus días de descanso. Las pocas veces que fueron asesinados mientras estaban de servicio fue en enfrentamientos armados con delincuentes.

Horas después, a las 6:30 p.m., el agente David Humberto Rivera Moreira, destacado en el puesto de Alegría, en Usulután, fue asesinado mientras ingería bebidas embriagantes en una cervecería en el municipio de San Jorge, San Miguel.

Con la muerte violenta de Arana Barrera y de Moreira se eleva a 26 el número de agentes asesinados por grupos criminales este año. A ellos se suman los crímenes contra dos empleados administrativos de la corporación.

Algunos compañeros de José Miguel, quien tenía 32 años, relataron que él estaba de comandante de guardia, pero salió a las 12:30 p.m. a comprar su almuerzo. Aunque el negocio estaba cerca decidió ir en su motocicleta.

Bajó en el estacionamiento general, se cruzó la calle y cuando se disponía a ingresar al pasaje donde compraría sus alimentos fue emboscado por unos delincuentes que supuestamente estaban ocultos entre la maleza.

Comentarios de Facebook