Lluvia amenaza las tareas de búsqueda de los 870 desaparecidos en los incendios de California

Las lluvias han llegado tarde y a destiempo en el norte de California. Una semana después del incendio más destructivo de la historia del Estado, con un balance de 84 muertos y 870 desaparecidos, el parte meteorológico anuncia unas inoportunas tormentas que podrían complicar aún más las tareas de búsqueda y rescate. El temor es que se inunden las ruinas de las estructuras quemadas y que se lleven por delante restos humanos de esa lista interminable de desaparecidos.
Durante días, los equipos de rescate han estado removiendo escombros, buscando debajo de vigas derrumbadas, de colchones, de cualquier cosa que pudiera esconder una evidencia o incluso un cadáver para ir reduciendo una lista de desaparecidos que llegó a alcanzar las 1.000 personas.CortesíaElmundo
Comentarios de Facebook