IP presenta nuevo Sistema de Identificación Vehicular

El proyecto de la nueva identificación vehicular es una de las estrategias nacionales para fortalecer el proceso de modernización y los esfuerzos para mejorar las condiciones de seguridad en el país.

Este proyecto fue concebido en el año 2014, como respuesta a grandes necesidades en el tema del registro vehicular que en ese momento se enfrentaba una fuerte crisis debido al desabastecimiento de placas que se había mantenido durante casi cinco años debido, principalmente, al crecimiento acelerado del parque vehicular en el país.

Al mismo tiempo, dar respuesta a la necesidad de contar con un medio de identificación más confiable que pudiese garantizar la seguridad jurídica de su bien.

Ante esa situación, el alcance del proyecto fue concebido en dos etapas. La primera etapa fue orientada a atender la necesidad prioritaria de enfrentar el desabastecimiento haciendo entrega de casi medio millón de placas hasta el año 2017.

Una vez atendida esa demanda, se decidió continuar con la siguiente etapa a través de la implementación de una nueva identificación vehicular que tuviera las características de fabricación con estándares de calidad que contribuirán a reducir las condiciones de inseguridad que presenta la placa en vigencia.

Es por esta razón que el proyecto de entrega de la NUEVA PLACA está estipulado para ejecutarse en 2 grandes fases:

LA PRIMERA FASE DEL PROYECTO
La primera fase para la implementación de la nueva identificación vehicular se desarrolla a partir del 10 de octubre hasta el mes de febrero de 2018, iniciando la entrega de la nueva placa a todos los carros y motocicletas de nuevo ingreso al país ya sea nuevos o usados y los CARROS que circulan con permiso provisional (sin placa).

La nueva identificación vehicular en Honduras se compone de juego de placas metálicas que ahora viene acompañado de una calcomanía de seguridad, la cual se utiliza en el vidrio frontal de los vehículos y en el tanque de las motocicletas.
La seguridad de estos elementos de identificación viene relacionada al mismo proceso de fabricación con materiales de mayor calidad y la garantía de una mayor durabilidad.
Pero, además, la seguridad se sustenta en un diseño que incorpora varios componentes completamente diferentes a los de la placa actual como el tipo de registro del vehículo como la codificación alfa numérica con trazos difíciles de reproducir o modificar, marcas de agua, código QR y código con serie única para cada vehículo.

LA SEGUNDA FASE DEL PROYECTO

Esta fase se ejecutará en el segundo trimestre del año 2019 y será para todas aquellas personas dueñas de vehículos que tengan su placa vigente en ese momento.

Comentarios de Facebook