@anagarciacarias destaca iniciativas del Gobierno para inclusión del adulto mayor

La primera dama, Ana García de Hernández, destacó hoy las iniciativas del Gobierno de Honduras a favor del adulto mayor en el evento “Alianza por un envejecimiento positivo y cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible” que se desarrolló en el marco de la 73° Asamblea General de las Naciones Unidas.

García de Hernández destacó que Honduras es un país con una mayoría de población joven, que está atravesando por un período en el que el dividendo demográfico está todavía vigente y lo seguirá estando hasta mediados del presente siglo.

La señora de Hernández dijo que la población mayor de 60 años representa aproximadamente el 7% de la población total (alrededor de 650.000 personas).

Pero debido al efecto de la transición demográfica -añadió-, se espera que en los próximos años se acelere el proceso de envejecimiento y que en 2050 lleguen a representar el 13.3% del total.

La Primera Dama detalló que el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández desde 2015 ha inaugurado los centros diurnos para el adulto mayor, creados para los hondureños de la tercera edad en situación de pobreza extrema, riesgo social y vulnerabilidad, que se han constituido como un proyecto piloto que brinda atención integral a los “Ciudadanos de Honra”.

Actualmente se cuenta con 19 centros en 13 departamentos del país beneficiando a más de 4.000 adultos mayores.

Inclusión del adulto mayor

El Gobierno ha desarrollado iniciativas para fomentar la inclusión del adulto mayor y mejorar los niveles de atención subrayó García de Hernández.

Existe una Ley Integral de Protección del Adulto Mayor y Jubilados, que tiene por objeto fomentar y tutelar su desarrollo y garantizar el ejercicio de sus derechos.

Dentro de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) se ha creado la Dirección General del Adulto Mayor, que tiene por objetivo velar por el cumplimiento y aplicación de los derechos contenidos en dicha ley.

En 2010, el Congreso Nacional aprobó la Ley de Ingresos Complementarios, para desarrollar proyectos para generar ingresos complementarios para personas en situación de pobreza y extrema pobreza, adulto mayor y discapacitados, entre otros.

En el marco de esta ley, la Sedis ha beneficiado a más de 150.000 adultos mayores a través del proyecto “Alimento Solidario”, mediante el cual se entrega alimentación complementaria para adultos mayores focalizados.

Desventajosas condiciones

En su disertación, Ana García de Hernández destacó que la población adulta mayor enfrenta condiciones económicas y sociales desventajosas, incluyendo baja cobertura de los sistemas de previsión social, porque únicamente el 5.4% de los adultos mayores cuenta con cobertura de seguridad social y apenas un 7.8% recibe ingresos por jubilación.

La señora de Hernández reconoció que el Gobierno de Honduras ha identificado este problema y ha iniciado acciones para abordarlo, destacando la aprobación de la Ley Marco del Sistema de Protección Social, que pone en marcha un ambicioso proyecto de reformas en los sistemas de protección y previsión social.

En esa ley se incluye un Régimen del Seguro de Previsión Social, que aborda directamente el desafío del envejecimiento poblacional y tiene por objeto garantizar los medios económicos de subsistencia ante la ocurrencia de la invalidez, vejez o muerte.

“La población adulto mayor es mayoritariamente femenina; tiene niveles de analfabetismo tres veces superiores al promedio nacional y más del 40% de los adultos mayores está económicamente activa, por lo general en empleos de baja remuneración”, dijo.

Finalizó diciendo que en materia de salud la población adulta mayor es la que enfrenta más problemas; tienen un mayor peso las enfermedades no transmisibles, crónicas y degenerativas.

Desafíos relacionados al adulto mayor

La esposa del presidente Hernández destacó dos desafíos que enfrenta el país en relación al adulto mayor y el proceso de envejecimiento poblacional: superar la fragmentación, la reducida cobertura, fragilidad financiera y operativa de los sistemas de previsión social para que sean sostenibles y garantizar una atención integral no fragmentada ni dispersa, así como el respeto de los derechos de las hondureños de la Tercera Edad.

El evento fue patrocinado por la Organización Mundial de la Salud; los gobiernos de Chile y de Canadá y la Misión Permanente de la República de Argentina.

Estuvieron presentes la primera dama de Chile, Cecilia Morel, y los ministros de Salud de Chile, Emilio Santelices, y de Canadá, Ginette Petitpas, entre otros.

Comentarios de Facebook