La campaña #china sobre donación de órganos que emociona hasta las lágrimas

“Donar órganos salva vidas” es la consigna que estamos acostumbrados a escuchar. Sin embargo, en China fueron un paso más allá y lograron una campaña de concientización que emociona hasta las lágrimas. En tan solo un minuto y medio sintetizan un concepto que va más allá de salvar una vida: que, de una manera simbólica, esa vida continúa, pero en otro.

En el video puede verse a un bebé muy pequeño llorar. Las personas se lo pasan de brazo en brazo para consolarlo, sin éxito: el pequeño llora con todos. De pronto, aparece un señor de mediana edad, lo levanta y el nene deja de gritar en forma automática. Se miran, sonríen, casi podría decirse que se reconocen. Pero, ¿se conocen? ¿Es su padre? No, no están emparentados, pero dentro del hombre late el corazón de su mamá, fallecida.

La campaña “Corazón, aquí estoy” se viralizó recientemente (aunque en las redes sociales de CCTV, la cadena de TV china, ya tiene un año) y apunta no solo a fomentar la donación de órganos sino también a limpiar la imagen del país, que fue acusado en los últimos años de realizar trasplantes con órganos de prisioneros ejecutados.

El país celebró en 2017 su primer Día de la donación de órganos, programa que empezó en 2010. De acuerdo a cifras oficiales, se registraron aproximadamente 276 mil personas y se donaron casi 33 mil órganos.cortesíatnc

Comentarios de Facebook