El papa admitió que escándalos sexuales están alejando a los jóvenes de la Iglesia

El papa Francisco reconoció el martes que los escándalos de abuso sexual que sacuden a la Iglesia católica han alejado a la gente y dijo que la institución debe cambiar sus caminos si quiere mantener a las futuras generaciones.

Francisco se refirió directamente a la crisis que convulsionó a su papado en el cuarto y último día de su peregrinación por países bálticos

Algunos han pedido que los dejemos solos. No sienten que tengamos algo significativo que decirles

Algunos han pedido que los dejemos solos, porque sienten como una molestia la presencia de la Iglesia. Y esto es cierto. No sienten que tengamos algo significativo que decirles”, dijo Francisco en una reunión con jóvenes católicos, luteranos y ortodoxos.

Están molestos por los escándalos sexuales y económicos que no conllevan una clara condena, por nuestra falta de preparación para apreciar realmente las vidas y las sensibilidades de los jóvenes, y simplemente por el papel pasivo que les asignamos”, agregó.

Estonian youth await the arrival of Pope Francis at an ecumenical meeting at Kaarli Lutheran Church in Tallinn, Estonia September 25, 2018. REUTERS/Max Rossi
Jóvenes presentes en el encuentro con Francisco (Reuters)

Por ello, dijo que la iglesia quiere responder a esas quejas de forma transparente y honesta.

Los reclamos llegaron al Vaticano recientemente a través de encuestas encargadas antes de una gran reunión de obispos a partir de la próxima semana sobre cómo ministrar mejor a los jóvenes católicos.

Están molestos por los escándalos sexuales y económicos que no conllevan una clara condena

El papa Francisco terminaba así su peregrinación por los países bálticos, en una jornada que coincidió con el lanzamiento de un nuevo informe sobre décadas de abuso sexual y encubrimiento en Alemania. Estonia es la última escala en la visita de cuatro días de Francisco que lo llevó a Lituania y Letonia. Su objetivo es alentar la fe cristiana en los países bálticos, que vio cinco décadas de represión religiosa impuesta por los soviéticos y el ateísmo patrocinado por el estado.

(Con información de AP)

Comentarios de Facebook