China construye una “supercomputadora” de 145 millones de dólares

China está embarcada en un proyecto de construir una “computadora superconductora” de 145 millones de dólares, una maquina sin precedentes que es capaz de desarrollar nuevas armas, descifrar códigos secretos, analizar datos de inteligencia y todo con una pequeña fracción de la energía que se necesita para alimentar las supercomputadoras actuales.

El objetivo es tener un prototipo de la computadora funcionando en 2022, según el programa especial que fue presentado por la Academia de Ciencias de China (CAS) y que tiene un presupuesto de mil millones de yuanes (145 millones de dólares).

Una pantalla muestra un mapa de China en el Global Mobile Internet conference de Pekin. (AP Photo/Mark Schiefelbein)

Si todo sale como esperan, el Ejército chino tendrá una maquina con la que podrá acelerar la investigación y el desarrollo de nuevas armas termonucleares, aviones de combate furtivos y submarinos de última generación con unidades centrales de procesamiento que funcionan a una frecuencia de 770 gigahercios o más. El procesador comercial más rápido que existe en el mercado es de 5Ghz.

Y las empresas chinas tendrán una gran ventaja para crear aplicaciones de inteligencia artificial gracias al ahorro de energía, según aseguran los investigadores chinos expertos en tecnología de supercomputación.

El presidente de CAS, Bai Chunli, aseguró que esta tecnología podría ayudar a China a desafiar el dominio de Estados Unidos en las computadoras y los chips.

“La industria de circuitos integrados es el núcleo de la industria de las tecnologías de la información (…) que apoya el desarrollo económico y social, y salvaguarda la seguridad nacional”, dijo Bai durante una visita al Instituto de Microsistemas y Tecnologías de la Información de Shanghái en mayo pasado, una complejo vital para China en el desarrollo de computadoras superconductoras.

“Los circuitos digitales superconductores y las computadoras superconductoras (…) ayudarán a China a recortar distancias y superar a (otros países) en la tecnología de circuitos integrados”, según cita la página de internet del instituto ubicado en Shanghái.

La clave está en la energía

Las computadoras requieren de mucha electricidad y cada vez su hambre aumenta más. Según una estimación de la Asociación de la Industria de Semiconductores, necesitarán más electricidad de la que el mundo pueda generar en 2040, a menos que se mejore drásticamente la forma en que se diseñan.

De ahí que la computadora superconductora sea uno de los avances más radicales propuestos por los científicos para reducir la huella ambiental que dejan los cálculos computacionales.

Los expertos señalan que el concepto de estas computadoras se basa principalmente en el envío de corrientes eléctricas a través de circuitos súper-enfriados hechos de materiales superconductores. Como resultado, el sistema da una resistencia casi nula (en teoría) y requeriría solo una fracción de la energía de las computadoras, de una cuadragésima a una milésima, según estiman los encargados del proyecto.

“Los científicos chinos ya han realizado una serie de avances en la aplicación de la tecnología superconductora para computadoras. Han desarrollado en los laboratorios nuevos circuitos integrados con material superconductor y probado un proceso industrial que permitiría la producción de chips superconductores sofisticados a bajo costo y escala masiva. También ya casi han terminado de diseñar la arquitectura para los sistemas de la computadora”, aseguró el diario South China Morning Post (SCMP).

Comentarios de Facebook