Medicinas naturales para combatir las alergias

Si además de alergia tenemos algún otro problema de salud o alguna intolerancia es fundamental consultar con el especialista antes de consumir estos remedios por si pudiera producirse alguna reacción adversa.

Si queremos combatir las alergias naturalmente debemos recurrir a remedios con propiedades depurativas y antiinflamatorias. De este modo, de manera gradual, podremos eliminar los molestos síntomas de la alergia.

Descubre en este artículo los 3 mejores preparados medicinales para combatir las alergias. Con ingredientes como la salvia, el romero, la ortiga, el regaliz, el saúco o la arcilla lograremos un resultado positivo y duradero. 

Preparados medicinales para combatir las alergias

Cuando hablamos de alergias nos referimos a una reacción de nuestro organismo ante agentes externos, lo cual provoca una sobreestimulación de nuestro sistema inmunitario. No obstante, en todos los casos es síntoma también de una acumulación de toxinas en nuestro organismo.

Por lo tanto, la base del tratamiento natural debe ser la depuración de estas sustancias, lo cual lograremos facilitando la función del hígado y los riñones. De este modo notaremos una gran mejoría de los síntomas.

Por otro lado, también es muy importante el equilibrio de nuestro intestino. Esto lo lograremos con una alimentación rica en alimentos frescos e integrales, mucha agua y suplementos a base de probióticos para repoblar la flora bacteriana intestinal.

1. Infusión de salvia, romero y ortiga

Salvia para combatir las alergias

El primer remedio se basa en las propiedades curativas de tres plantas medicinales:

  • Salvia: La salvia, una planta medicinal muy habitual en antiguos remedios para la mujer, nos ayuda a combatir las alergias gracias a su poder antiinflamatorio. Además, también tiene propiedades relajantes, digestivas y equilibrantes.
  • Romero: El romero alivia la inflamación relacionada con la alergia, en especial cuando esta nos afecta a los ojos (sequedad, picor, lagrimeo, etc.). Además, favorece la circulación en general.
  • Ortiga: La ortiga es una planta silvestre muy desintoxicante que facilita la eliminación de toxinas. Su efecto antihistamínico reduce la rinitis alérgica y mejora en gran medida nuestra calidad de vida si la tomamos de manera frecuente.

Podemos preparar una infusión medicinal con estas tres plantas y tomarla a diario, siempre fuera de las comidas para que sea efectiva. Recomendamos combinarla y alternarla con los otros dos remedios curativos que proponemos en este artículo.

2. Flor de saúco y regaliz

Flor de saúco para combatir las alergias

Otra infusión antialérgica muy efectiva es la de flor de saúco y regaliz:

  • Flor de saúco: Esta flor combate algunos síntomas frecuentes de las alergias, como por ejemplo el picor, la congestión nasal, la inflamación de garganta, la tos y el enrojecimiento. También es muy efectiva para tratar alergias que se manifiestan en la piel. En este caso, además de tomarla, podríamos aplicarla de manera tópica.
  • El regaliz: Este remedio, de sabor dulce e intenso, es uno de los mejores antihistamínicos naturales, tanto a nivel tópico u oral. De hecho, un tratamiento antiguo consiste en prepararnos un baño de regaliz a modo de cortisona natural. Tiene un potente efecto antiinflamatorio gracias a su componente principal, la glicirricina. Además, tiene la virtud de suavizar las mucosas respiratorias y de promover la eliminación de toxinas del organismo.

Nota: Las personas hipertensas deben tener en cuenta que el regaliz puede aumentar la presión arterial. Por este motivo, deberían consultar con su médico o bien tomar otros remedios para combatir las alergias de manera natural.

3. Agua de arcilla

El agua de arcilla es un remedio antiguo y sencillo que nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo y, al mismo tiempo, a combatir las alergias. Además, también es un tratamiento casero excelente para el colesterol elevado y la hiperacidez gástrica y la gastritis. De hecho, la arcilla actúa como un protector gástrico.

A la hora de tomar arcilla debemos asegurarnos de que sea apta para el consumo, ya que no todas lo son. La arcilla más frecuente para este objetivo es la blanca. De este modo nos aseguramos de que esté libre de metales pesados y otras sustancias tóxicas.

¿Cómo tomamos el agua de arcilla?

Ingredientes

  • 1 cucharadita de arcilla blanca en polvo (3 g)
  • ½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

  • Disolver la arcilla blanca en polvo en medio vaso de agua.
  • Es importante no usar utensilios de metal o plástico, sino mejor de cristal, cerámica o madera.
  • Dejar en reposo durante 10 minutos.
  • Beber el preparado cada día en ayunas.
  • Si sufrimos hipertensión arterial evitaremos tomarnos los posos: solamente beberemos el agua.
  • Tomar cada día, por lo menos, durante un mes. Podemos hacer una pausa y repetir el tratamiento después de unas semanas.
Comentarios de Facebook