A 8 meses que sea inaugurado, #CanalSeco ya es una importante obra de desarrollo y generación de empleo

En medio del bullicio de las máquinas, cientos de obreros trabajan afanosamente en la última etapa del Canal Seco, la gigantesca obra que, además de generar miles de fuentes de empleo, reactivar la economía y ahorrar tiempo de viaje entre el Atlántico y el Pacífico, es clave para convertir a Honduras en el centro logístico de las Américas.

“Ya hemos dados pasos importantes en la Unión Aduanera con Guatemala y El Salvador; pronto tendremos a Palmerola y en unos meses estará el Canal Seco con el que uniremos a Amapala con Puerto Cortés”, señala el presidente Juan Orlando Hernández.

Listo en un 75 por ciento, el Canal Seco ya es una ruta confiable y segura que le ahorra varias horas a la persona que viaja del sur al norte y viceversa, y para encontrar el camino al desarrollo y la dinamización de la economía.

Si con su obra terminada a un 75 % el traslado de Goascorán a Comayagua se realiza en menos de 90 minutos, con la totalidad de la autopista, el país tendrá lista gran parte de la infraestructura vial que se requiere para impulsar el crecimiento económico y el desarrollo del país.

Sin embargo, a lo anterior se deben sumar las fuentes de empleo generadas en los últimos años, las oportunidades de ingresos para miles de familias, la facilidad para acceder los productos a los mercados y por, su puesto, el hecho de necesitar menos tiempo viajando por el Canal Seco, de sur a norte o viceversa.

“Con el Canal Seco, los puertos y aeropuertos, más la infraestructura vial que se construye por todo el país, seremos un importante bastión, incluso para la región”, dice Hernández al referirse al esfuerzo que se realiza desde hace más de cuatro años, buscando que Honduras se convierta en un centro de traslado de mercaderías alternativo al Canal de Panamá.

Comentarios de Facebook