Países con el nivel de matrimonio más bajo

Aunque la visión tradicional de la pareja siempre se relaciona con el matrimonio, la tendencia de casarse ha bajado debido al cambio de mentalidad y a una mayor liberación de la mujer.

La manera en que las parejas se relacionan y proyectan su vida ha cambiado en los últimos tiempos. Así lo demuestran algunos países con el nivel de matrimonio más bajo. Año tras año, las bodas comienzan a escasear, los solteros son cada vez más.

Las viejas tradiciones, impuestas por las ideas religiosas o las costumbres familiares, han perdido peso en las prioridades de las personas. Noviazgos de muchos años, relaciones casuales y convivencia sin papeles son las protagonistas en la actualidad.

5 países con el nivel de matrimonio: disminución del compromiso

Las distancias geográficas y culturales no han sido barrera para este cambio de paradigma. Gente de diversos continentes se encuentran inmersos en la misma disminución de casamientos.

1. Colombia

Padres cariñoso educan hijos cariñosos.

Es uno de los países con el nivel de matrimonio más bajo del mundo y las uniones libres llevan la delantera. La familia, como institución, no parece ser relevante para los colombianos.

Un hecho que sorprende es la cantidad de hijos extramatrimoniales que existen. Más de la mitad de los menores son fruto de relaciones informales. De hecho, hay algunos que no viven con ninguno de sus progenitores.

2. Portugal

Desde mediados de los 70, con el fin de la dictadura, los portugueses optan por no casarse como antes. El catolicismo ya no se impone para bendecir las uniones que permiten la procreación.

Los individuos eligen tener hijos sin pasar por el altar y el estado civil se mantienen intacto. Además, existen nuevas personas libres por el auge de los divorcios. Se considera el país europeo que mayor cantidad de separaciones legales en los últimos tiempos.

3. Argentina

Entre los países sudamericanos, el nivel del matrimonio más bajo también se encuentra en el país austral. La credibilidad en las instituciones ha disminuido tanto que se refleja en las relaciones de pareja.

Los porcentajes de personas que deciden convivir sin ningún formalismo, más que la palabra, crecen paulatinamente. Incluso ya son más las personas que viven en parejas libres o solas que los casados.

4. Italia

Otro de los países que ha cambiado su concepción sobre el sacramento del matrimonio. Desde la década del 70 hasta la actualidad, la tasa nupcial ha disminuido más de un 20 %. Le tendencia indica que sigue disminuyendo y las uniones se basan en convivencia libre.

Es una manera de probar si la pareja funciona con el segundo paso, después del noviazgo. En caso de que no sea así, la separación se da sin más trámites que una mudanza.

5. México

Aun sumando los matrimonios entre personas del mismo sexo no es posible alcanzar el nivel de hace algunos años. Las personas solteras hasta 30 años de edad han aumentado considerablemente.

La disminución de las bodas viene acompañada de un aumento mucho mayor aún de divorcios. Una idea de que ya no existe la tolerancia impuesta en las relaciones: prevalece la libertad a la unión.

¿Por qué la gente descarta el matrimonio para sellar la unión de pareja?

  • Fin de las convenciones familiares. Los jóvenes se han liberado de las tradiciones impuestas en otros años dentro del seno familiar. No sienten la obligación de contraer matrimonio para satisfacer a sus padres, sino que simplemente se limitan a hacer lo que desean.
  • Pérdida de la fe. Muchos de los que se dicen católicos, lo hacen en realidad porque son bautizados o han pasado por la confirmación. Sin embargo, el sacramento del matrimonio no tiene la misma importancia para ellos y no se basan en las creencias cristianas. Su estilo de vida y convicciones distan, en algunas ocasiones, de los mandatos religiosos.
  • Leyes que favorecen la soltería. La sanción de algunas leyes, como aquellas relativas a la fertilidad, permiten realizar tratamientos sin necesidad de una pareja. Entonces, ya no es fundamental casarse para poder tener hijos.
  • Independencia económica de las mujeres. En el pasado las mujeres eran educadas para ser amas de casa y mantenidas por sus esposos. En la actualidad, su liberación económica y profesional, les ofrece una vida distinta.

Los niveles de matrimonio son más bajos en la mayoría de los países del mundo. Está directamente relacionado con las revoluciones de pensamiento y leyes que permiten la independencia individual. La familia ha perdido su fuerza como institución y, mal o bien, son muchas las personas que tienden a ser más prácticas y vivir solas.

Comentarios de Facebook