La FIFA rechaza el recurso presentado por Ramón “Primitivo” Maradiaga

 La Comisión de Apelación de la FIFA ha informado este jueves de que ha rechazado el recurso interpuesto por el exseleccionador de El Salvador Ramón Maradiaga y ha confirmado la decisión adoptada por el órgano de decisión de la Comisión de Ética, que lo inhabilitó dos años para ejercer actividades relacionadas con el fútbol.

El pasado 2 de mayo la Comisión de Ética de la FIFA decidió inhabilitar durante dos años a Ramón Maradiaga por su implicación en un intento de manipulación de partidos en 2016, que fue denunciado por los jugadores del equipo.

Tras analizar y tener en cuenta todas las circunstancias del caso, la Comisión de Apelación estimó que la conducta de Maradiaga constituyó una violación del artículo 21 (cohecho y corrupción) y el 18 (obligación de denunciar, cooperar y rendir cuentas) del Código Ético de la FIFA de 2012.

La citada comisión se mostró conforme con los principios y argumentos empleados por el órgano de decisión de la Comisión de Ética para calcular la sanción, y halló que la inhabilitación de dos años para ejercer actividades relacionadas con el fútbol, así como la multa de 20.000 francos suizo impuesta a Maradiaga eran adecuadas.

Por consiguiente, ambas sanciones se mantienen vigentes. La inhabilitación de Maradiaga entró en vigor el pasado 2 de mayo.

Ese día la Comisión de Ética de la FIFA decidió inhabilitar durante dos años a Ramón Maradiaga por su implicación en un intento de manipulación de partidos en 2016, que fue denunciado por los jugadores del equipo.

Dicha sanción implica que Madariaga no puede ejercer ninguna actividad relacionada con el fútbol, administrativa, deportiva o de otra naturaleza, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.

La sanción al técnico es consecuencia de la investigación iniciada el 18 de julio pasado a partir de un informe del Departamento de Integridad de la FIFA, después de que los jugadores salvadoreños denunciaran, en una conferencia de prensa el 5 de septiembre, que una persona les prometió dinero a cambio de alterar el resultado de un encuentro contra la selección de Canadá.

La Comisión de Integridad investigó la implicación de Madariaga en el caso, ya que “permitió y no dio parte de la reunión mantenida por los jugadores y esa tercera persona” y el órgano de decisión de la Comisión de Ética lo consideró culpable de infringir el Código Ético de la organización. EFE

Comentarios de Facebook
Compartir