Con estos 9 tips tendrá un mejor manejo de sus deudas

Si siente que por más esfuerzos que haga, no logra tapar el hueco de una deuda y por el contrario, esta se hace más grande o piensa adquirir un nuevo crédito, revise esta información. No sea que termine más bien empeorando su situación.

IStock

Acaban de terminar las primeras vacaciones del año, ya los niños se encuentran estudiando de nuevo y ha transcurrido el primer trimestre del año, es hora de hacer el primer análisis de cómo van sus deudas… y no esperar hasta final del año cuando usted ya se encuentre inmerso en una serie de obligaciones y termine siendo de nuevo un propósito más para el año que comienza.

Como lo decía el Poeta romano Publio Siro “para el hombre honrado las deudas son una amarga esclavitud”, y es que históricamente, las deudas se han venido estigmatizando como una costumbre mala, la cual en lugar de ayudar en la vida se convierten en una carga que va en crecimiento.

Pero si usted sabe manejar sus obligaciones, éstas pueden llegar a ser el mejor aliado para lograr alcanzar sus objetivos, y conseguirlos al momento que los necesita y no cuando pueda lograr tener todo el dinero pero muy posiblemente sin las fuerzas o las necesidades activas.

Las deudas le permiten conseguir bienes y servicios que tengan un valor elevado, el saber manejar estas obligaciones le garantizará poder disfrutar de todo lo que haya conseguido, o si no, de lo contrario, podría estarlo perdiendo todo.

Estuvimos conversando con Jairo Forero, Magister en Economía y Coach Financiero, y a continuación nos propuso algunos lineamientos para que comience a analizar su actual situación e inicie su saneamiento de deudas.

#1. Revise sus deudas

Por lo general la deuda de hipoteca, préstamos estudiantiles y las deudas de vehículo, constituyen la mayor parte del total de sus obligaciones financieras. Analice cómo tiene distribuidas esas obligaciones y comience a organizar sus pagos para eliminarlas gradualmente.

#2.  Comience a pagar primero las deudas de intereses más altos

Algunas deudas son difíciles de pagar porque al pasar el tiempo crecen incontrolablemente. Analizar y pagar pronto dichas obligaciones le garantizará el evitar pagar incluso dos y tres veces ese producto o servicio adquirido. Si tiene varias deudas con intereses similares, pague primero aquella que tenga el menor saldo, esto le permitirá sentirse libre y le motivará a seguir pagando el resto de compromisos.

#3. Elabore un plan de pagos

De acuerdo con su capacidad de pago, comience a pagar sus deudas de más altos intereses para poder bajar a futuro su monto. Si por el contrario, estas obligaciones son muy altas, inicie el pago de las deudas de cuotas pequeñas, para que con esto vaya obteniendo mayor flujo de efectivo y pueda ir escalonando sus pagos a las cuotas más altas.

#4. Disminuya plazos y no cuotas

Cuando lo llaman de un banco o entidad financiera a proponerle disminuir las cuotas que usted viene cancelando, lo que están haciendo es aumentando el plazo de dicha obligación, y con ello aumentando los intereses que usted tenía programado cancelar. Lo que debe hacer es disminuir el plazo de la deuda, para que así usted termine pagando menos intereses por ésta.

#5. Reduzca sus gastos mensuales

Por lo general, la falta de flujo de efectivo es el impedimento para poder reducir las deudas. Pero ¿realmente se ha puesto a pensar que esos gastos “innecesarios” o “caprichos” podrían llegar a ser esa cuota que puede pagar de más?. Simplemente revise qué gastos no son necesarios en el día a día y al final del mes tendrá un porcentaje de efectivo que podrá usar para reducir alguna de sus deudas mayores.

#6. Realice un ahorro progresivo

La mayoría de las personas sabe que ahorrar es muy importante, pero ¿por qué no lo hacen? La principal razón es porque no tienen un método sencillo  y efectivo. Si comienza ahorrando $2.000 y diariamente incrementa ese ahorro en $500, después de 60 días llegaría a tener $1.005.000. No use este dinero en gastos sino para abonar a una deuda, o porqué no generar una nueva fuente de ingresos. Este método sencillo nos lo recomienda especialmente Jairo Forero en sus entrenamientos financieros.

#7.  Coma saludable, manténgase saludable.

Está demostrado que comer frutas, verduras, carne de pescado, agua mineral, es más saludable y mejora nuestro organismo; así mismo es más económico ya que la mayoría de estos productos en Colombia son exentos de IVA. Por el contrario, todos los alimentos procesados, y pre cocidos contienen componentes que van en detrimento a su salud. La causa No. 1 de enfermedades es la mala alimentación, por lo que este punto no solo genera ahorros en el presente sino que evita los altos costos de salud en el futuro.

 #8.  Comer en casa es más saludable, agradable e inteligente financieramente

Comer en restaurante es práctico y muy sencillo, además que evita el aseo de la cocina y demás requerimientos. Pero realmente el comer fuera puede llegar a ser de 3 a 5 veces más costoso que comer en casa. El preparar los alimentos en casa ayuda no solo a tu salud sino a tu equilibrio financiero.

#9. Provisionarse es mejor que endeudarse

Hay gastos que no se producen todos los meses, sino cada seis meses o cada año. El tema de los impuestos es uno de esos, por lo que es mejor destinar un monto de dinero cada mes para esto y cuando se llegue el momento no será necesario recurrir a un préstamo o financiación para este pago.

Todo propósito requiere de un esfuerzo y un sacrificio, si usted aprende a manejar sus deudas y obligaciones financieras puede llegar a conseguir grandes cosas y en un plazo menor al que hubiera imaginado. Todavía está a tiempo de corregir malas prácticas o mejorar sus hábitos financieros.

Comentarios de Facebook
Compartir