Obrero instalador de vallas publicitarias falleció electrocutado en el bulevar Morazan de Tegucigalpa

Un joven obrero que trabajaba colocando un rotulo en el bulevar Morazan de Tegucigalpa la media noche del miércoles pereció tras recibir una descarga eléctrica.

Un grupo de empleados de una empresa dedicada a la elaboración e instalación  de rótulos publicitario de San Pedro Sula se desplazó hasta Tegucigalpa para instalar una valla publicitaria, con tan mala suerte que al momento que realizaban sus labores uno de los jóvenes de nombre Gustavo Solorzano (19) toco con una varilla de hierro un cable de alta tensión que de inmediato lo lanzó por los aires impactando aparatosamente contra el concreto del estacionamiento del establecimiento comercial pereciendo instantaneamente.

Los demás compañeros del joven consternados no salían de su asombro por la trágica muerte de su compañero de trabajo.ER

 

Comentarios de Facebook