Maneras sostenibles de decorar el hogar

El mundo nos lo pide: hagamos hogares ecológicos.

La contaminación ha llegado a excesos superlativos. Por ello, todos debemos poner nuestro granito de arena para frenar este sinsentido. Aprende aquí las maneras sostenibles de decorar el hogar. La idea fundamental es convertir nuestros hogares en lugares ecológicos.

¿Qué es el eco-hogar?

En primer lugar, lo que siempre se viene a la cabeza es el ahorro de energía para conseguir un hogar sostenible. Pero también debemos tener en cuenta el buen aislamiento, confort térmico y la calidad de vida.

Siempre están las 3 erres que hay que respetar para conseguir un mundo sostenible: reciclar, reducir y reutilizar. Un mundo más sostenible y un mundo “verde” es posible. Es decir, un eco-hogar sostenible es aquella casa que se mantiene por energía limpia y renovable.

Y no solo eso, también los materiales y los elementos decorativos irán de la mano de la responsabilidad ecológica. Y no, no es imposible decorar el hogar de manera ecológica. No todo son muebles de cartón y papel reciclado. Hay artículos de lujo, bien por calidad o bien por apariencia, que decorarán de manera fantástica nuestra casa.

Energía y materiales sostenibles

Frente a las condiciones atmosféricas, sea frío o calor, no debemos usar siempre aparatos eléctricos. Por ejemplo, unas buenas ventanas cerradas herméticamente nos permitirán conservar el calor de la calefacción en invierno. Esto será la excusa perfecta para cambiar tus ventanas y tener un hogar sostenible. 

Podrás cambiar los marcos de la madera y los vidrios de las ventanas. Unos buenos vidrios permitirán poner la calefacción cinco grados por debajo de lo normal.

Cada grado a mayores, el incremento en la energía gastada subirá un 7%. Además, aunque cueste más en invierno, se recomienda abrir las ventanas al menos 10 minutos al día. Esto acabará con malos olores y una sensación térmica no deseada.

La pregunta es, ¿dónde está aquí la decoración? En los marcos y las plantas decorativas. Al cambiar de marcos y ventanas, podemos poner unos marcos de madera bien acabados. En cuanto a las plantas, eliminarán las sustancias tóxicas que haya en el aire de nuestros hogares sostenibles. Son sustancias como el benceno, el formaldehído o el tricloroetileno que proceden de pinturas, vinilos, muebles o barnices

Otra manera de conseguir este eco-hogar sostenible es mediante los materiales. El suelo de nuestra casa puede ser de parqué y ser sostenible. Hay empresas que recogen su madera de bosques sostenibles. Esta madera no suele costar más de 75$ el metro cuadrado.

Y en cuanto a las paredes, también existe pintura ecológica y sostenible. Estas pinturas se consiguen a partir de pigmentos sacados de minerales y plantas.

La diferencia de esta pintura sostenible con otras no ecológicas es que su producción y utilización no contamina. Esto supone que no tendrá químicos que puedan perjudicar la salud.

Elementos sostenibles que sorprenden

Todos quieren una chimenea en casa. Pero esto, en principio, iría contra los principios ecológicos. La quema de madera produce grandes cantidades de CO2. Te sorprendería saber que hay expresas que ya producen chimeneas que respetan el medio ambiente con un rendimiento igual de alto que una chimenea normal.

En los dormitorios, es posible tener una cama 100% natural.  El truco está en conseguir telas de algodón. Este es un material que se consigue de las plantas. Además, los electrodomésticos deben tener energía A. Los electrodomésticos, actualmente, se dividen en varias letras: la A es la más ecológica. Estas letras marcarán el consumo eléctrico. Este consumo ayudará o perjudicará tanto al medio ambiente como a tu bolsillo.

Otras normas básicas que no debemos olvidar:

  • Cerrar el grifo siempre que no se utilice: al fregar los platos, al lavarse los dientes, etc.
  • Apagar la luz si no es imprescindible: por las noches para ver la televisión, la del pasillo, los ladrones, etc.
  • Reciclar: usa varias bolsas para cada uno de los materiales. Papel, plástico, vidrio, pilas o aceite.
  • Usar la ducha en vez de la bañera.
  • Usar bolsas de papel reciclado en vez de plástico. Estas son más fáciles de reciclar y no contaminan tanto. Además, usar una bolsa de casa para ir a comprar.
  • Usar bombillas de bajo consumo. Iluminan prácticamente igual, valen menos y consumen también menos.

Estos son los elementos básicos para poder conseguir un eco-hogar.Además, cuidaremos el medio ambiente y suele ser más barato. Sobre todo por el agua y por la luz.

Comentarios de Facebook
Compartir