Kendall Jenner se ‘da a la fuga’ después de que su perro dóberman mordiera a una niña

Un nuevo escándalo aparece en la vida de Kendall Jenner. Al parecer, su dóberman atacó a una niña y la modelo prefirió marcharse.

Ocurrió en el restaurante Beverly Glen Deli, ubicado en Los Ángeles, California. La modelo se encontraba con su novio Ben Simmons, mientras la pequeña desayunaba junto a su madre, en la terraza del lugar.

La policía local recibió un llamado por parte de la madre de la menor. El reporte era que su hija había sido atacada por un dóberman, según retoma el portal de entretenimiento TMZ

La modelo ha sido señalada por la madre de la menor. Foto: Instagram.com/kendalljenner

El perro habría resultado ser la mascota de la modelo Kendall Jenner. “El animal atacó a una niña de una mesa cercana, provocándole unas inflamaciones en la piel que tuvieron que ser bajadas con hielo por el personal hasta que llegó la ambulancia”, indica el diario El Mundo.

Y agrega: “La respuesta de Kendall Jenner fue darse a la fuga sin dejar rastro, ni un número de teléfono ni ningún tipo de contacto”. La madre de la pequeña habría intentado hablar con la modelo y su círculo cercano, pero aún no tendría respuesta.

La otra versión

Al haberse tratado de un momento en público, también se han dado a conocer otras versiones. Según retoma Vanity Fair, a decir de algunos de los ahí presentes, el dóberman nunca mordió a la niña, sino que reaccionó “de forma impulsiva en un determinado momento sin llegar siquiera a tocarla”.

Otro testigo contó a E! News que el perro no tocó a la niña, pero sí la hizo llorar porque su reacción la asustó. De momento, según el portal mencionado, la policía de Los Ángeles aún no habría abierto una investigación.

El dóberman de la modelo ya había sido noticia hace algunos meses, cuando Kendall publicó una foto junto a ella recostados en un camastro. “Adorable, pero te arrancará la cara”, escribió en su cuenta de Instagram.

cute but she’ll rip your face off

A post shared by Kendall (@kendalljenner) on

Tras el escándalo, las redes sociales también han reaccionado. Un usuario en Twitter, cuya publicación ya fue eliminada, escribió: “Añade esta a la creciente lista de razones por las que Kendall Jenner es un ser humano inquietantemente despreciable, privilegiado, indolente, sádico, cruel y egocéntrico que no se merece ser idolatrado”.

El tuit fue respondido incluso por Kim Kardashian, hermana de Jenner. “¿Conoces a Kendall? ¡Es completamente lo contrario y la persona más generosa y compasiva que conozco! ¡Que ella sea distante es por la ansiedad que tiene, que la paraliza, algo que tú interpretas como grosero! Solo un ser humano despreciable, privilegiado, indolente, sádico, cruel y egocéntrico escribiría este tuit”.

Otra de las respuestas a ese tuit vino de la misma Kendall. “Uf. Siento haberte hecho sentir así. Espero conocerte algún día para mostrarte mi yo de verdad. Quizá también te cuente algo más de la historia [refiriéndose al perro]. Que Dios te bendiga”.

Comentarios de Facebook
Compartir