Películas de deportes para motivarse laboralmente

Si en algún campo de la vida se necesita determinación, disciplina, entusiasmo y perseverancia es en el deporte. Inspírese con estas cintas para aplicar estas virtudes a su carrera o proyectos laborales.

(iStock Photo)

Muchas de las historias exitosas del deporte se han llevado a la pantalla grande. Y aunque algunas siempre tienen un poco más de drama y acción que en la vida real, hay muchas que no necesitaron de nada extra para demostrar su valor y éxito.

Y además, los sueños y aspiraciones de todos los deportistas, así sus historias no se hagan públicas, siempre serán los motores para la superación y motivación personal.

Ya sea sobre fútbol, baloncesto, fútbol americano, boxeo o automovilismo, estos relatos de derrotas y triunfos le pueden ayudar no solo a despejar su cabeza, sino a ayudar a organizar sus ideas, metas y objetivos para empezar su semana con la mente puesta en alcanzarlos.

#1. Invictus (2009)

Esta película, dirigida por Clint Eastwood, muestra la historia de cómo Nelson Mandela, interpretado por el grana actor Morgan Freeman, se conectó con el capitán de un derrotado equipo de rugby de Sudáfrica, Francois Pienaar (Matt Damon), para buscar la unión de su país a través de la Copa del Mundo de 1995.

El capitán logra transmitirle a su equipo la importancia de lograr erradicar la división racial y económica del país, produciendo un cambio increíble en la actitud de los jugadores, hasta incluso conseguir objetivos que no creían posibles.

En la película se recita el poema que ayudó a Nelson Mandela mentalmente para mantenerse estable en la cárcel, por lo que sin duda después de verla quedará lleno de energía para empezar a cumplir sus ilusiones.

#2. Un domingo cualquiera (Any given sunday-1999)

Uno de los discursos cinematográficos más famosos de la historia hace parte de este film, en donde Al Pacino es el entrenador de un conflictivo equipo de fútbol americano llamado Los Tiburones de Miami y que tiene como estrella a Jamie Foxx.

El equipo va en picada, debido a sus pocas victorias casi no tiene público y algunos jugadores están en el final de sus carreras. Además los conflictos entre la presidenta y propietaria del equipo Christina Pagniacci (Cameron Díaz) y el entrenador hacen que el equipo se sienta frustrado.

Pero Tony D´Amato (Al Pacino) consigue armarse de valor y sacar a su equipo de la desesperación a través de la motivación. Un gran ejemplo de cómo debería convertirse en un líder de un equipo en momentos de crisis, además de promover el sacrificio y la entrega por lo que se quiere.

El discurso lo han utilizado entrenadores como Pep Guardiola en el Barcelona y el Cholo Simeone en Estudiantes para motivar a sus jugadores.

#3. Un sueño posible (The Blind Side-2009)

El papel que hizo de Leigh Anne Tuohy en esta película le hizo ganar a Sandra Bullock un Oscar en el 2010. El film trata sobre la madre de un jóven de raza negra de 17 años al que acogió cuando era pequeño y cuyo sueño es triunfar como jugador de fútbol americano.

Basada en la vida real de Michael Oher y del libro escrito por Michael Lewis, es una impactante historia sobre cómo una persona que surge en un ambiente lleno de adversidades y ausencia de comodidades, puede llegar a salir adelante y convertirse, en el caso de Michael, en un jugador de la mejor liga del mundo de ese deporte, la NFL, con los Baltimore Ravens.

El jugador ha escrito su propio libro “De la Indigencia al Sueño Posible y Después”, y es una clara prueba de que nunca se puede culpar a situaciones o aspectos externos para justificar el miedo a no perseguir las metas.

#4. Golpes del destino (Million dollar baby-2004)

Protagonizada por Morgan Freeman y Hillary Swank, esta película es la prueba fehaciente de que no importa qué tanto la gente le diga que no puede o que no sirve para algo, la perseverancia siempre hará que les demuestre lo contrario.

Después de haber entrenado y representado a los mejores boxeadores, Frankie Dunn abre un gimnasio con la ayuda de su amigo Scrap (Freeman). Él es un hombre solitario y frío que se rehúsa a entrenar a Maggie Fitzgerald, una chica que quiere boxear y que está dispuesta a luchar incansablemente para conseguirlo.

Frankie la rechaza alegando que él no entrena mujeres y que, además, es demasiado mayor. Maggie no se rinde y, luego de convencerlo, lucha por sus sueños mientras Frankie busca su redención.

#5. Juego de honor (Coach Carter- 2005)

Como muchas de las películas de deporte, el liderazgo siempre es una característica primordial.  La película está inspirada en la vida real del controvertido y extraordinario entrenador de baloncesto, Ken Carter.

Protagonizado por Samuel L. Jackson, el personaje decide suspender a todo el equipo de la secundaria Richmond High por tener malas notas, sin importar que venían teniendo 13 victorias y que aun quedaban 2 partidos clave.

La película no solo demuestra la importancia de la disciplina y el coraje, sino de salir de la zona de confort para explotar al máximo nuestro potencial y del impacto que tienen los líderes para tomar determinaciones y al mismo tiempo ser flexibles.

#6. Rocky (1976)

Un clásico de todos los tiempos. Si aún no se la ha visto no entendemos qué está esperando. El gran Sylvester Stallone, catapultado por su personaje de Rocky Balboa, protagoniza la historia del humilde luchador que logra convertirse en campeón mundial.

Entre lágrimas, puños y mucho sudor, en esta motivadora película Rocky tiene la oportunidad de combatir por el título de los pesos pesados y pelear contra Apollo Creed, el campeón mundial.

Se enfrenta a pronósticos adversos y competencia brutal, muchas veces con poco apoyo. Por lo que una enseñanza es que la competenciapuede ayudarle a darse cuenta que su principal competidor es usted mismo.

El éxito de la película, realizada con un presupuesto aproximado de 960.000 dólares en aquel entonces, según datos de IMDb, culminó con cinco entregas más a lo largo de 30 años.

Comentarios de Facebook
Compartir