#Viral Episodio racista contra niña en metro de #Madrid

17.00 horas de este, Línea 5 del Metro de Madrid, un vagón a rebosar y una señora que pierde los papeles cuando una niña, de origen extranjero y que viaja con su madre, pretende sentarse en el asiento libre junto a ella. “¿Sentarse la niña pequeña? Vamos, ¡a la porra! ¡Sinvergüenza!”, grita la mujer completamente descontrolada ante la indignación de varios de los pasajeros.

Un episodio racista en toda regla que fue captado, y posteriormente compartido en las redes sociales por la web Infamia, por el fotógrafo Iram Martínez, que en un tuit publicado con las imágenes del suceso asegura sentirse “orgulloso de vivir en este país” ante la reacción de muchos de los pasajeros.

Efectivamente, lo más sorprendente del vídeo no es sólo la actitud racista de la pasajera, sino la reacción del resto de pasajero que educadamente le intentan hacerle entrar en razón y frenar sus constantes ataques contra los extranjeros.

“Sinvergüenza usted, maleducada, racista”, le espeta una chica que viajaba de pie frente a la mujer. “Racista tú”, le ataca la señora mientras levanta su mano señalando a la chica. “No me manotee y no me toque. Racista usted que dice que esa mujer no tiene derecho a estar aquí“, le recrimina.

Aunque en el vídeo no se ve ni a la niña ni a la madre, por lo que se puede deducir de las imágenes ambas se encontraban en el vagón probablemente enfrente de la mujer, que se niega insistentemente a que la niña tome asiento por no ser española. “La niña, la niña… Me refiero a la niña. ¡Así estamos los españoles!”, apunta mientras señala con el dedo a la madre y a su hija.

Según ha explicado a la CNN el fotógrafo que captó tan lamentable episodio, la mujer y la niña aprovecharon la discusión para abandonar el vagón en la siguiente parada. “Cada vez se unía más gente del vagón contra la mujer”, ha explicado Martínez, el cual ha desvelado que en un momento dado que no sale en el vídeo la mujer espeta a todos los pasajeros que se mantuvieron en silencio que pensaban igual que ella, pero que se callaban.cortesíaelmundo.es

Comentarios de Facebook
Compartir