Alimentos que debes incluir en tu dieta si estás embarazada

Los alimentos que contienen ácidos grasos omega 3, ácido fólico y proteínas son muy beneficiosos para la etapa de gestación. Descubre los más recomendados para tu dieta.

La nutrición desempeña un papel protagonista en la evolución del embarazo; no solo protege a la madre contra enfermedades, sino que es determinante para que el feto se desarrolle sin dificultades. ¿Qué alimentos debes incluir en tu dieta si estás embarazada?

Aunque la alimentación puede variar en cada una, de acuerdo a la edad y estado de salud, en general hay ingredientes que son beneficiosos. Su alto contenido de nutrientes de alta calidad, sumado a su valor energético, hace que sean imprescindibles dentro de la dieta habitual.

Por otro lado, sus propiedades ayudan a paliar las molestias propias de la gestación y, a su vez, controlan la ansiedad por la comida sin agregar demasiadas calorías. Si bien en cierto que las necesidades calóricas aumentan en esta etapa, no es una excusa para comer en exceso.

A continuación te compartimos un breve listado con 8 alimentos que puedes añadir en tu dieta si estás embarazada. Eso sí, cabe aclarar que son un simple complemento nutricional, pues el plan de alimentación debe contener todos los nutrientes.

Alimentos para incluir en tu dieta si estás embarazada

Estar en estado de gestación implica mejorar al 100% la dieta. Aunque los cambios deben iniciarse desde las primeras semanas, al llegar al segundo y tercer trimestre se deben consumir entre 350 y 500 calorías de más.

Sin embargo, para que no haya problemas de sobrepeso, colesterol o diabetes, ese aumento de calorías debe provenir de alimentos sanos. Así pues, vale la pena conocer esos ingredientes que puedes agregar en tu dieta si estás embarazada. ¡Disfrútalos!

1. Huevos

Huevos para dieta si estás embarazada

Los huevos contienen importantes nutrientes para el desarrollo de un embarazo sano. Son una fuente de vitaminas del complejo B, fósforo y grasas saludables que intervienen en la formación del bebé. Además, aportan colina, nutriente clave para el desarrollo cerebral.

2. Salmón

Aunque quizá te han dicho que no es seguro añadir pescado en tu dieta si estás embarazada, el salmón es una opción segura. Se trata de una importante fuente de ácidos grasos omega 3, proteínas y minerales que cuidan la salud cardiovascular y cerebral.

Una adecuada absorción de estos nutrientes beneficia al bebé de múltiples formas; por ejemplo, mejora su agudeza visual, aumenta su capacidad de aprendizaje y disminuye el riesgo de retrasos. Además, ayuda a evitar complicaciones en el momento del parto.

3. Aguacates

Aguacate.

Los ácidos grasos que contiene el aguacate son útiles para la adecuada formación de los tejidos de la piel y el cerebro del feto. Asimismo, evitan la acumulación de colesterol y triglicéridos en la sangre de la madre.

Este fruto también es una fuente de ácido fólico y vitaminas del complejo B, cuya absorción disminuye el riesgo de anomalías en el tubo neuronal y otras afecciones congénitas. Además, su aporte de potasio disminuye los calambres y entumecimiento de las piernas que suelen sufrir las embarazadas.

4. Carnes magras

Por ser uno de los alimentos con más contenido de hierro, vitamina B y proteínas de alto valor biológico, las carnes magras deben hacer parte de tu dieta si estás embarazada. Su consumo moderado disminuye el riesgo de anemia y parto prematuro.

5. Avena

Avena

Uno de los mejores alimentos para el desayuno y las meriendas de las mujeres gestantes es la avena. Se trata de un cereal integral rico en fibra, cuya asimilación en el organismo evita el estreñimiento y las digestiones lentas. Además, brinda un ‘plus’ de vitamina B1, magnesio y proteína.

6. Frutos secos

Para disfrutar snacks sanos en tu dieta puedes recurrir a los frutos secos. En todas sus variedades aportan dosis interesantes de ácidos grasos omega 3, proteínas y antioxidantes. Estos nutrientes aumentan la energíay contribuyen al desarrollo normal del feto.

7. Espinacas

Espinaca

El ácido fólico que contienen las hojas de espinaca puede ayudar a disminuir el riesgo de malformaciones congénitas en el feto. A su vez, apoya la formación de nuevos tejidos tanto en el bebé como en la madre. También contiene hierro y magnesio, minerales que intervienen en la formación de glóbulos rojos para evitar la anemia.

8. Yogur natural

En el embarazo es importante obtener una dosis ‘extra’ de calcio; por lo tanto, te resulta conveniente consumir alimentos como el yogur. Gracias a sus propiedades, este ingrediente regula el pH de la microbiota intestinal y fortalece las defensas. Además, apoya el fortalecimiento del sistema óseo y los dientes.

¿Conocías los alimentos que debes incluir en tu dieta si estás embarazada? Ahora que sabes cuáles son, no dudes en añadirlos en tus platos favoritos. Recuerda que para un embarazo sano debes mantener una alimentación completa y variada, que cumpla esas necesidades nutricionales especiales.

Comentarios de Facebook
Compartir