Maneras en que se desperdicia energía eléctrica sin darse cuenta

Luego de repasar los puntos de este listado, puede que te sientas un verdadero derrochador. Informarse y tomar conciencia es un excelente primer paso para todos los cambios.

En un mundo de recursos cada vez más escasos y contaminación creciente, cada pequeño detalle cuenta. En ese sentido, cuidar la energía es una obligación de todos los ciudadanos. Un primer paso para lograrlo es conocer estas maneras en que se desperdicia energía eléctrica, aunque a veces ni siquiera lo notemos.

El ahorro de energía eléctrica no se trata solamente de una cuestión ecológica. El factor económico también puede ser preponderante para muchas personas, por lo que no viene nada mal comenzar a concienciarnos sobre la importancia de su cuidado.

Por más esfuerzo que le dediquemos a esto, lo cierto es que muchas veces pecamos de poco informados y cometemos errores totalmente evitables.Estos son algunos de ellos.

10 maneras en que se desperdicia energía eléctrica

Echa un vistazo a la siguiente lista y cerciórate de que esto no esté ocurriendo en tu hogar. ¡Estás a tiempo de hacer grandes cambios!

1. Elementos enchufados 24/7

En toda casa hay objetos que permanecen enchufados constantemente, pese a que no los utilicemos a diario. Ejemplos de esto son las consolas de videojuegos, el microondas, la lavadora y los aires acondicionados en invierno.

¿Sabías que, de todos modos, estos consumen energía? Se trata de una las maneras en que se desperdicia energía eléctrica más fáciles de evitar; ¡no pierdas tiempo!

2. Mal uso del aire acondicionado o la calefacción

Aunque sumamente necesarios, estos dos aparatos son grandes consumidores de energía. Su consumo se suma, además, a la ineficiencia con la que muchas veces los usamos.

Para optimizar el uso del aire acondicionado en verano y de la calefacción en invierno, procura tener los ambientes cerrados cuando los enciendes. También debes colocarlos a una temperatura moderada y revisar el aislamiento de las habitaciones para que no haya fugas de temperatura.

3. Agua caliente en la lavadora

programa de la lavadora

Mucha gente acostumbra a usar la lavadora con agua caliente. Este método, que ocupa casi el 90% de energía que requiere el proceso total de lavado, solo es necesario para algunas prendas. Mejor, utiliza el lavado con agua fría, salvo en las ocasiones verdaderamente necesarias.

4. Uso del horno eléctrico

Por su funcionamiento, el horno eléctrico es un gran consumidor de electricidad. Debido a esto, te recomendamos que no lo uses en todo momento, sobre todo cuando no hace falta.

Si vas a calentar un trozo de carne o a cocinar una pizza, perfectamente puedes utilizar el horno a gas, que es mucho más económico para usos esporádicos como estos.

5. Neveras poco eficientes

Los refrigeradores viejos son mucho más gastadores que los actuales. Si bien cambiarlo requiere de una inversión considerable, puedes amortizar el gasto en poco tiempo gracias a lo que ahorrarás en la factura de luz. ¡Haz cuentas y evalúa la conveniencia de comprar una nevera más eficiente!

6. Uso del lavavajillas incompleto

Sin dudas, se trata de un electrodoméstico cuya utilidad es sumamente apreciada. No obstante, hará que consumas mucha energía innecesariamente si no lo usas bien.

Primero, procura siempre llenarlo antes de ponerlo a marchar, incluso cuando selecciones el programa de media carga. Si los platos no están muy sucios, este puede servir a la perfección aún con el aparato lleno.

Por otro lado, considera desactivar el secado en caliente si de verdad no es necesario. Es el responsable de un alto porcentaje del consumo del lavaplatos.

Además, en los últimos tres elementos nombrados —lavadora, nevera y lavavajillas— debes considerar el tamaño: de poco servirá tener uno demasiado grande.

7. Luces de alto consumo

Reemplazar las lámparas tradicionales por las LED es algo que casi todo el mundo ya ha hecho. Si todavía te quedan alguna de las viejas, sobre todo en las luces de navidad o en otras decorativas, considera hacer la inversión para comprar otras más económicas.

8. Computadoras

Si has terminado de usarla durante el día, apaga tu computadora o laptop. Si, en cambio, volverás al cabo de un rato, cierra la laptop, apaga el monitor del ordenador y suspende sus funciones.

Tómate unos minutos también para revisar la configuración del gasto de energía de estos aparatos. A largo plazo, esto hace una gran diferencia.

9. Modo de espera

El televisor, el microondas, el DVD y muchos otros elementos del hogar tienen el famoso modo stand by o modo de espera. Aunque resulte útil de vez en cuando, esto no significa que su consumo sea nulo: todavía estarán gastando el 5% de lo que lo harían mientras los usas.

10. El cargador del móvil

Hay dos maneras en que se desperdicia energía eléctrica con el cargador del móvil. La primera es dejándolo conectado sin tener el teléfono enchufado. Esto consume, aproximadamente, 0,25 vatios por hora.

En tanto, dejar el celular conectado cuando su carga ya está completa hace que gastemos unos innecesarios 2,24 vatios por hora. Si bien es un número bastante reducido, a la larga termina repercutiendo en el gasto mensual. Finalmente, mientras carga, el móvil consume 3,68 vatios por hora.

Como ves, nosotros mismos somos responsables de importantes gastos energéticos en nuestro hogar. A partir de las maneras en que se desperdicia energía eléctrica antes comentadas, podemos reducir el consumo de manera considerable. No pierdas tiempo y comienza el ahorro hoy mismo.

Comentarios de Facebook