Una mujer se despertó con la pitón del vecino en su propia cama y entró en pánico

La Policía de Londres recibió un llamado de emergencia particular: una mujer se comunicó con ellos desesperada porque cuando se despertó encontró una pitón, de un metro de largo, en su propia cama.

La víctima huyó de inmediato de su habitación y esperó escondida hasta que llegaron las autoridades a su casa, en el pintoresco barrio de Kensington. Sin embargo, cuando los oficiales entraron para capturar al animal, no lo encontraron y se fueron con las manos vacías.

Sin embargo, al día siguiente la pudieron localizar cuando la mujer la vio en el pasillo de su domicilio. La oficial Jill Sanders, que formó parte del equipo de rescate, comentó a los medios locales que “la pobre residente debe haber tenido el susto de su vida”.

Los especialistas sospecharon que la pitón africana era de un vecino, ya que cada vez es más común que los londinenses las elijan como mascotas. “En las últimas semanas recibimos muchos llamados de este tipo porque suelen perderse con frecuencia”, agregó la rescatista.

Aunque todavía no pudieron determinar cómo hizo la serpiente para ingresar a la propiedad y llegar hasta la habitación, las autoridades remarcaron que presumen que sea del propio barrio. Y que como están en temporada de verano, este tipo de reptiles tiene más energía y se vuelven más activas.

Por este motivo, Sanders recomendó que aquellos que las tengan como mascotas, sean cuidadosos. “Los reptiles pueden ser extremadamente buenos artistas de escape y aprovechar cualquier hueco. Sus dueños deben invertir en un buen hábitat cerrado para estas especies”, recalcó en dialogo con The Telegraph.

Comentarios de Facebook
Compartir