Bajar márgenes a los combustibles “generaría un caos en el país”: Advierte la Ahdippe

Tegucigalpa, 29 de julio. Rebajar de forma antojadiza los márgenes de ganancia a los combustibles, sólo porque un sector lo pide, “generaría un verdadero caos en el país”, pues cualquier cambio en la fórmula debe ser el resultado de un estudio técnico.

La directora ejecutiva de la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos del Petróleo (Ahdippe), Saraí Silva, se pronunció hoy de esta forma, luego de que los dirigentes del transporte anunciaran que presentarán una iniciativa ciudadana en el Congreso Nacional para bajar 23 lempiras al impuesto que por galón de gasolina recibe el Estado, con un costo fiscal de 8,600 millones de lempiras.

Análisis

En ese sentido, Silva dijo que para aprobar una reducción en ese rubro tiene que haber un análisis técnico de toda la estructura de precios.

El punto está en que “nosotros tenemos que actuar en forma responsable en este tema”, dijo.

“Por lo tanto, el país tiene que entender las consecuencias sobre las decisiones que se toman”, advirtió.

Silva aceptó que se debe hacer la revisión de precios, si su aplicación es incorrecta o si se demuestra que hay excesos.

“Pero, en el caso del sector gasolinero, no queremos generar un problema mayor que desemboque en un verdadero caos en el país”, enfatizó la dirigente.

“El sector gasolinero no está en condiciones -y lo quiero decir así, tajantemente- no podemos permitir ninguna reducción en nuestros márgenes porque los combustibles no es un producto regalado por el Estado”, subrayó.

Comentó además que todo mundo le traslada los costos al consumidor, “pero nosotros no le transferimos ningún costo adicional”.

“Por lo tanto, no estamos en capacidad ni vamos a permitir que se toquen nuestros márgenes, porque eso significaría provocar el caos en un montón de pequeños empresarios”, señaló.

“De manera que no deseamos generar un caos; el sector gasolinero debe estar alerta ante todo lo que ocurra en los próximos días”, afirmó.

Propuestas

Silva dijo que hasta ahora los empresarios de los combustibles se han mantenido al margen del problema del transporte, pero en forma responsable y transparente “sugerimos que no solamente hay que señalar, sino que se deben hacer propuestas serias”.

“Nosotros siempre hemos hecho propuestas en favor del país, buscamos alternativas, pero para eso hay que sentarse en una mesa de diálogo”, enfatizó.

Para el caso, refirió, han planteado en la estructura de precios que se modifique el octanaje de la gasolina regular (de 88 a 91 octanos), porque ahora está a casi ocho lempiras de diferencia frente al precio de la superior.

“Pero esa es una reducción que se puede dar y es con el objetivo de garantizarle al consumidor un producto de calidad; sin embargo, no nos han escuchado”, se quejó.

Comentarios de Facebook