Diseñan Ataúd escena del crimen

Este es el Ataúd Escena del Crimen o Ataúd Caída desde un Quinto Piso. Su uso requiere que el cuerpo no sea movido ni un ápice de su posición final para que sea esa posición la que quede para la posteridad. Porque el hecho de que todos muramos no significa que todos muramos de la misma forma. El cuerpo no debe ser manipulado ni mancillado ni vestido, y a los elogios y lágrimas habituales habrá que sumar un cierto tono de ironía.

Es obra de Faustine Gau, que cree fervientemente en lo dicho y a quien le sugeriría que ampliara el catálogo con otras posturas a fin de llegar a un mayor número de clientes. La muerte por aplastamiento de yunque aéreo, por ejemplo, es bastante común, y no hay forma de meter al difunto y al yunque en un ataúd normal; al final siempre se acaba descartando al yunque con la típica excusa de que, bueno, nunca estuvo vivo. Lo que en realidad significa que tiene derecho a un funeral más ostentoso por ser un muerto más antiguo. Tiene más loyalties.

Porque todo está muerto hasta que vive; el caso contrario (todo está vivo hasta que muere) implicaría que el proceso de fabricación de una silla conlleva el asesinato de la propia silla, y eso sería un hecho demasiado cruel para aceptar así, sin más, a lo loco, un jueves por la tarde. Y por ahí no paso.

Comentarios de Facebook
Compartir