El Arrecife de Belice ya no está en la lista de riesgos de la UNESCO

La UNESCO avala que el trabajo realizado en Belice ha dado sus frutos y que el arrecife ya no se encuentra en peligro.

riesgos de la UNESCO

Cada vez que la UNESCO determina que un lugar que estaba en riesgo ya no lo está es una ocasión perfecta para descorchar una botella de champán y hacer un brindis. Eso significa que el trabajo que se ha realizado ha funcionado y que la sociedad ha aprendido algo al conseguir alejar el riesgo de un sitio que debería conservar toda su naturalidad con el paso de los años y las décadas. En este caso la UNESCO lo ha hecho anunciando que el Arrecife de Belice ya no está en riesgo.

El sistema de barrera de coral de Belice ha salido de la zona de riesgo y es algo a celebrar. La UNESCO lo introdujo en la lista de sitios en riesgo en el año 2009 y ha decidido proceder a su retirada porque las medidas de preservación que ha realizado el país han conseguido dar sus resultados. Destacan especialmente los cambios realizados en lo vinculado a la exploración petrolífera de la zona marítima de la región.

Por otro lado, la UNESCO también ha aplaudido los movimientos que ha realizado el gobierno de Belice para fortalecer las regulaciones forestales, que ayudan a que los manglares sobrevivan de una manera más conveniente.

Cuando en el año 2009 se introdujo el arrecife de Belice en la lista de riesgo de la UNESCOfue exactamente por la forma en la que se estaban destruyendo no solo los manglares, sino también los ecosistemas marinos de la región. La extracción petrolífera y la creación de estructuras que no cumplían con las normas de los proyectos sostenibles habían hecho que Belice se transformara en un auténtico “campo de guerra” que no perfilaba un futuro nada prometedor en términos naturales. Pero el gobierno de la zona supo reaccionar y ver que se estaban equivocando al tomar ciertas decisiones nada positivas para el medio ambiente.

A partir de ahí los objetivos se concentraron en hacer un cambio radical sobre las estrategias. Se prohibieron elementos contaminantes, se cambiaron planes de desarrollo y se pasó a dar más apoyo a las reservas marinas. Ahora la UNESCO aplaude el esfuerzo que han realizado para proteger sus arrecifes y la vida marina, sobre todo propagando los buenos resultados en apoyar a la supervivencia de especies como los manatíes, los cocodrilos americanos marinos o las tortugas marinas. En la actualidad se cuentan más de 500 especies de peces en los arrecifes y alrededor de 100 corales distintos. Las propuestas de buceo y snorkeling son muy interesantes y están ayudando a que los ingresos de la región lleguen de una manera distinta.

visitar Belice

Para Belice estos casi 10 años que han necesitado para que la UNESCO vea que han realizado un trabajo metódico dirigido a cambiar de filosofía y salvaguardar la vida marina han representado uno de los grandes retos de la región. Han tenido que ver que la estrategia que estaban abordando para fomentar el turismo de la zona no era la conveniente si pensaban a largo plazo, dado que antes o después habrían ido afectando tanto al ecosistema marino que muy en el futuro el aspecto que tendría Belice sería muy distinto al actual. Pero al hacerlo han conseguido encontrar otra manera de captar el interés de los turistas y de reforzar su imagen como destino perfecto sea cual sea nuestro interés siempre que busquemos naturaleza y relajación a partes iguales.

En el año 2016 hubo casi 400 mil turistas que pasaron la noche en Belice, lo que significó un aumento significativo respecto a las cifras del año anterior, nada más y nada menos que una mejora del 13%. También aumentaron las cifras de turistas que llegaban en cruceros y que disfrutaban de paradas en este lugar para admirar su belleza natural. Cada vez más se entiende que Belice es su naturaleza y su paisaje y que el turismo debe depender de ello y no de la creación de estructuras poco sostenibles que acaben afectando a la vida marítima.

En la actualidad el gobierno de Belice menciona que hay casi 200 mil personas cuyos trabajos dependen del turismo relacionado con el arrecife, así que es fácil ver la importancia que está llegando a tener en las vidas de los residentes de la región. Todo el mundo en Belice está celebrando que la UNESCO les haya dado su voto de confianza al retirar la señal de riesgo, dado que significa un importante golpe en la espalda para un proyecto que lleva casi diez años trabajando duro día a día. Esto posiblemente hará que los niveles de turismo aumenten una vez más y que aún haya más personas que se interesen por Belice en los próximos años.

A partir de aquí el futuro de Belice y de su arrecife parece brillante y no hay duda de que es uno de los lugares que debemos recomendar si estáis buscando ese tipo de turismo marítimo lleno de belleza.

Comentarios de Facebook