Cómo superar antojos en medio de la dieta

Para superar los antojos cuando estamos a dieta es conveniente que tengamos en casa alimentos sanos que nos ayuden a calmar esa necesidad imperiosa de consumir ingredientes menos indicados

Una de las mayores dificultades a la hora de hacer dieta es vencer el antojo de ciertos productos. Para ello, podemos recurrir a ciertos consejos para reprimir rápidamente un antojo puntual, para ir poco a poco cambiando nuestros hábitos de consumo.

Te mostramos algunos método sobre cómo superar antojos en mitad de la dieta.

Cómo superar antojos rápidamente

Ante un antojo puntual, podemos seguir alguno de estos consejos para reprimir las ganas de tomar algún alimento poco saludable.

1. Comer un chicle

Tener a mano un chicle puede ser de gran ayuda ante un antojo puntual. Masticar el chicle ayudará a engañar a nuestra mente para que se sienta satisfecha, especialmente si tenemos un antojo de algún producto con azúcar.

En este caso, lo más recomendable será consumir un chicle sin azúcar, para limitarnos a mantener nuestra boca ocupada. Por otro lado, será mejor no recurrir a pastillas mentoladas para reprimir los antojos, ya que suelen tener un alto contenido en azúcar y resultarían contraproducentes.

2. Cepillarse los dientes

Cepillarse los dientes.

Ante un antojo puntual, cepillarse los dientes puede ser una buena solución. El sabor de la pasta de dientes, y el regusto que esta deja en nuestra boca, no va bien con la mayoría de los alimentos.

Esto nos permitirá perder las ganas de comer, al menos, momentáneamente. Por otro lado, cepillarnos los dientes también nos ayudará a engañar a nuestra mente para obtener cierta sensación de estar satisfecha.

3. Beber agua frecuentemente

Muchos antojos se basan en la necesidad de nuestro cuerpo de tomar agua. Ante los antojos, tomar agua puede ser una buena forma de hacernos sentir más llenos, con el beneficio adicional de hidratarnos y activar nuestro metabolismo.

Otras opciones pueden ser añadir al agua unas gotas de limón para agregar un poco de sabor y que el truco sea más eficaz. El sabor hará que la ingesta se sienta más real, y se reduzca aún más nuestro apetito repentino. Asimismo, las infusiones y los tés también nos ayudarán en este sentido.

Beber agua es bueno para controlar el peso.

4. Utiliza velas con aromas a alimentos

El uso de velas con aromas a vainilla, manzana verde o plátano es muy útil para superar los antojos puntuales. Encender una vela y disfrutar de su aroma permitirá reducir nuestro nivel de estrés, el cual es una fuente habitual de los antojos.

De esta forma, podremos reducir el apetito y superar con mayor facilidad ciertos antojos. También podemos utilizar lociones, bálsamos labiales o cualquier otro producto con aromas a alimentos.

5. Date ciertos gustos

Los antojos no siempre son algo malo. Hay ocasiones en que un antojo significa una necesidad real por parte de nuestro cuerpo de tomar algún alimento. Puede que en la mayoría de los casos no sea una necesidad esencial, pero no pasa nada por ceder ante algún capricho.

Cumplir con algún antojo, por ejemplo, una o dos veces a la semana, puede ser una forma de premiarnos por haber seguido la dieta correctamente durante el resto de días. Además, una pequeña concesión ante ciertos antojos puede evitarnos comer más tarde en mayor medida y con menos control.

Un buen método puede ser combinar estos alimentos que forman el antojo con otros más saludables. Por ejemplo, ante un antojo de chocolate, limitarnos a espolvorear unas virutas en una bol con fresas, en lugar de comer directamente un pedazo de una tableta.

Fresas con virutas de chocolate.

Restingir los antojos de forma tajante puede dar lugar a desarrollar obsesión por algunos alimentos, llegando incluso a comer de forma compulsiva más adelante. Al estar lidiando con ciertos antojos, lo mejor es tener cierta mano izquierda y mantener la situación bajo control.

Sobre la adicción al tabaco o al alcohol

En el caso de estar lidiando también con una adicción al alcohol o al tabaco, este consejo puede resultar perjudicial. El carácter especialmente adictivo del alcohol y del tabaco puede hacer que ceder ante el antojo, aunque sea mínimamente, suponga una intensificación de los antojos.

Con estos consejos podrás afrontar y reprimir ciertos antojos, especialmente en los inicios de cualquier dieta. Así resultará más fácil mantener una alimentación sana y equilibrada, dejando de lado poco a poco los alimentos menos saludables.

Estos alimentos menos saludables son, por lo general, los que más placer producen, y los protagonistas de todos los antojos. Por ello, tratar de luchar contra ellos será difícil al principio, pero nos permitirá conseguir mejores resultados de cualquier dieta.

Comentarios de Facebook