Hombre recién casado pide anular su matrimonio porque su esposa “parecía hombre” sin maquillaje

Un hombre recién casado de la ciudad de Ahmedabad pidió a las autoridades de la India que anularan su matrimonio ya que no se había percatado que su nueva esposa, al quitarse el maquillaje, se le podía distinguir una barba, o que su voz sonaba a la de un hombre.

¿Pero cómo fue esto posible? ¿Cómo se puede casar una persona con otra sin conocerla?

Esto se debe a que la familia de este sujeto -identificado como Rupesh- se encargó de arreglar el matrimonio con los padres de la novia -identificada como Rupa-. En la India, los matrimonios concertados son muy comunes entre la sociedad, pero este caso fue notorio ya que se le otorgó muy poco tiempo al novio para conocer a la novia. O mejor dicho, eso es lo que alega el marido.

Rupesh relató a la corte que solo vio a su futura mujer una vez antes de la boda, y en aquella ocasión, su rostro estaba cubierto por una dupatta, el velo tradicional que llevan los vestidos en el subcontinente. Citando a las tradiciones sociales, los suegros no permitieron que el novio viera el rostro de la mujer.

Al poco tiempo de conocer a la novia, la boda se llevó a cabo pero ni siquiera en este ceremonia pudo contemplar a su esposa:

Cuando vi a Rupa por primera vez, ella tenía maquillaje, se veía bien. Después tuve que viajar. Al regresar me di cuenta que a mi mujer le estaba creciendo una barba y hablaba como hombre.

El hombre pidió a sus suegros que se anulara el matrimonio, pero éstos rechazaron la petición. Rupesh entonces demandó a la familia de su mujer para pedir el divorcio.

Los abogados de la mujer, por su lado, alegaron que a la familia de Rupesh ya se le otorgó un dote, y que ella había sido víctima de tortura física y psicológica de parte de los familiares de su esposo. No obstante, Rupa estaba lista para vivir con Rupesh.

Medios locales confirmaron que la corte rechazó la petición de divorcio de Rupesh; sus acusaciones carecían de fundamento y tampoco se presentó a las audiencias.

Comentarios de Facebook
Compartir