Hermano de Mario Zelaya se declara culpable de conspirar para lavar dinero del IHSS

El hondureño Carlos Zelaya (47) se declaró culpable en un tribunal federal por su papel en una conspiración para blanquear en los Estados Unidos más de $ 1.3 millones en pagos de sobornos extranjeros y fondos provenientes del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

El anuncio fue divulgado por el Secretario de Justicia Auxiliar Interino, John P. Cronan, de la División de lo Penal del Departamento de Justicia, y el Director Adjunto, Thomas D. Homan, del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de EEUU.

Zelaya, ciudadano de Honduras que residía en el área de Nueva Orleans, se declaró culpable ante el juez de distrito de los Estados Unidos, Martin L.C. Feldman del Distrito Este de Louisiana a un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero. La sentencia está fijada para el 3 de octubre.

Cabe recordar que la captura de Carlos Zelaya se produjo en Estados Unidos el 1 de mayo del presente año.

Según las admisiones realizadas como parte del acuerdo de culpabilidad, Carlos Zelaya conspiró con su hermano, el exdirector ejecutivo del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Mario Zelaya, y otros para lavar más de $ 1.3 millones en pagos de sobornos.

Los sobornos fueron pagados por dos empresarios hondureños en beneficio del Director Ejecutivo. Los fondos se lavaron luego en el área de Nueva Orleans a través de transferencias electrónicas internacionales y se usaron para comprar bienes inmuebles, incluso para una propiedad comercial.

La acusación de EEUU establece que Carlos Zelaya recolectó y gastó los ingresos por alquiler derivados de las propiedades, incluso después de que un juez federal le ordenara conservar los fondos hasta que se resuelva una demanda federal de decomiso civil.

Durante ese caso, también hizo declaraciones falsas al gobierno de los EEUU, en respuestas de descubrimiento por escrito y a un juez federal en el Distrito Este de Louisiana mientras testificaba bajo juramento.

Como parte de la conspiración, Carlos Zelaya también usó la posición oficial de alto rango de su hermano para beneficiarse de lucrativos contratos con el gobierno hondureño y luego blanqueó los fondos malversados ​​en el área de Nueva Orleans. Según los términos del acuerdo de culpabilidad, Carlos Zelaya acordó renunciar a esas propiedades.

Este caso fue incluido en la Iniciativa de Recuperación de Activos de Cleptocracia del Departamento de Justicia por un equipo de fiscales en la Sección de Lavado de Activos y Recuperación de Bienes de la División Criminal.

Estos fiscales se asocian con agencias federales de aplicación de la ley para enjuiciar a aquellos que participan y facilitan la corrupción oficial extranjera que tiene efectos en el sistema financiero de los Estados Unidos, para perder los activos comprados con el producto de esa corrupción y, cuando corresponda, para repatriar los fondos recuperados para el beneficio de la gente del país perjudicada por tal abuso de los cargos públicos.

Comentarios de Facebook
Compartir