Dolor en los huesos: causas, síntomas y cómo tratarlo

El dolor de huesos y articulaciones puede tener diferentes orígenes, por lo que es fundamental conocer cómo prevenirlo y tratarlo para que no condicione nuestro día a día

El dolor en los huesos puede darse por diversas razones,  ya sea artritis, osteoporosis, falta de nutrientes por una dieta inadecuada, esfuerzos físicos, traumatismos o lesiones, entre otras. Con el adecuado tratamiento se podrá combatir este dolor, evitando la alteración en el estilo de vida.

Actualmente, el dolor de huesos es cada vez más común y puede aparecer a cualquier edad. Por lo general afecta más a las mujeres que a los hombres, y, dependiendo de la intensidad, puede llegar a limitar las actividades diarias.

El dolor de huesos puede ser agudo o crónico. Es importante prestar atención para poder identificar qué tipo de dolor se está presentando:

  • Dolor de huesos agudo: Es el que se presenta de forma repentina. Generalmente es consecuencia de algún movimiento o tirón brusco. Puede aparecer después de haber hecho ejercicio o  por algún accidente que produzca una lesión en los músculos de la espalda y huesos.
  • Dolor de hueso crónico: A diferencia del agudo, el crónico es aquel dolor que se presenta de forma recurrente y constante. Puede deber a diversas razones, que conoceremos aquí.

Causas de los dolores en los huesos

Entre las causas frecuentes del dolor en los huesos se encuentran la artrosis, los esguinces o las fracturas derivadas de lesiones o accidentes.

Existen factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer dolor articular como:

  • Daños en las mismas, por las afecciones antes mencionadas o por intervenciones quirúrgicas.
  • Predisposición genética.
  • Estructura anatómica.
  • Obesidad (en este caso las articulaciones se ven expuestas a una presión excesiva).

Síntomas

El dolor de huesos afecta a distintas zonas del cuerpo, como los dedos de manos y pies, las muñecas o las rodillas, y suele ir unido a rigidez y dolor a la palpación. El dolor articular, la artritis o la artrosis puede ir acompañado de inflamación y se produce de distintas maneras.

En la artrosis, el cartílago de la articulación se deteriora, y su capacidad para regenerarse es limitada, lo que produce una pérdida del mismo con el tiempo.

Como resultado, los huesos desprotegidos se rozan uno contra otro y producen protuberancias óseas en la misma. Así, provocan rigidez y dificultad de movimiento.

¿Qué remedios naturales nos ayudan a tratar el dolor en los huesos?

Naranjas

Las naranjas, una rica fuente de vitamina C, son ideales para evitar la inflamación. Además, estos frutos contienen antioxidantes del tipo betacriptoxantina que ayudaría a reducir el riesgo de aparición de la artritis reumatoide.

Modo de empleo

  • Comer 1 o 2 naranjas al día puede ser una muy buena opción.
  • Ingerir jugo de naranja natural, en ayunas, contribuirá a mejorar la salud de nuestros huesos

Cola de caballo

La planta de cola de caballo tiene un alto porcentaje de minerales (aluminio, óxido de hierro, silicio, potasio y manganeso) que ayudan a proteger el tejido conjuntivo.

Sus propiedades diuréticas también pueden ayudar a reducir el dolor que producen ciertas enfermedades que afectan a las articulaciones. A su vez, esta planta posee compuestos orgánicos que tienen la propiedad de remineralizar los huesos y desinflamar de manera natural.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de cola de caballo (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua junto con la cola de caballo y llevaremos a ebullición.
  • Cuando hierva, retiraremos del fuego y dejaremos reposar 5 o 7 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, verteremos a una taza e ingeriremos. Es importante beber esta infusión 2 veces al día.

Comer pescado

Otra manera de combatir los dolores en los huesos y la inflamación de las articulaciones es mediante el consumo de los ácidos grasos omega 3. Para obtenerlos es importante aumentar el consumo de pescados como:

  • Salmón
  • Trucha
  • Atún

Alcohol y romero para el dolor en los huesos

El gran poder antiinflamatorio del alcohol de romero lo convierte en un remedio ideal para calmar el dolor articular. Por tanto, es especialmente útil para aquellas personas que sufren de artritis o artrosis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de romero (15 g)
  • 1 botella de alcohol isopropílico (250 ml)

Preparación

  • Introduciremos las hojas de romero en la botella con alcohol y dejaremos macerar durante 48 horas.

Modo de empleo

  • Cuando se presente la dolencia, o el dolor articular, aplicaremos un poco de este alcohol con romero, haciendo leves masajes en forma circular.
  • Podemos aplicar varias veces al día.

Además de los remedios mencionados, es muy importante tener un estilo de vida sano. Es fundamental seguir una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, hacer largas caminatas y evitar el alcohol y el cigarrillo en todo momento.

Comentarios de Facebook