Más de 3.000 euros de recompensa para el que descubra el origen del Marree Man

El gigante jeroglífico de 4 kilómetros de longitud es todo un misterio desde hace 20 años

Hace justo 20 años, el 26 de junio de 1998, un piloto vio desde el aire una figura extraña dibujada en el desierto de Australia del Sur. Se trataba de un jeroglífico perfectamente creado sobre la tierra con la forma de un aborigen desnudo cazando con un bumerán. La obra tiene cuatro kilómetros de longitud y se ha dicho de ella que se puede ver desde el espacio.

Desde que fue descubierto este jeroglífico, bautizado con el nombre de Marree Man en honor al minúsculo poblado vecino de Marree, ha permanecido rodeado de misterio. ¿Cómo apareció ahí? ¿Cuánto tiempo tiene exactamente? ¿Qué significa? Y, lo más importante, ¿quién lo hizo?.

Muchas teorías y ninguna certeza

Muchas son las teorías que se han ido reproduciendo con el paso del tiempo, pero ahora el aventurero y empresario Dick Smith se ha propuesto destapar el enigma. Ha puesto sobre la mesa una recompensa de 5.000 dólares australianos (3.187 euros) para quién le demuestre quién y cómo ejecutó el Marree Man.

Tanto Smith como su equipo llevan dos años investigando esta figura tallada en el desierto. No acaban de entender como en el poblado de Marree, donde viven solo unas 150 personas, nadie sepa el origen. Es como si hubiera aparecido por arte de magia allí uno de los jeroglíficos más grandes del mundo sin que nadie se percatara.

Marree Man mide 4 kilómetros de largo

Marree Man mide 4 kilómetros de largo (Wikimedia Commons / Peter Campbell)

En una entrevista en ABC News, Smith considera que la creación fue “muy profesional, sin ningún error”. “No veo cómo lo hizo una sola persona, tendrían que ser tres o cuatro mínimo y les llevaría semanas hacerlo. En ese caso, ¿cómo se ha mantenido el secreto durante 20 años?”, se pregunta el empresario.

Comentarios de Facebook