Venezolanas, obligadas a prostituirse en México por mil 500 pesos

Sofía, al igual que otras tres jóvenes venezolanas, fue obligada a prostituirse en México; tenía un promedio de 10 clientes por noche.

Cobraban tres mil 500 la hora y de esos tres mil 500 a mí me quedaban mil 500. De 450 que salía un trago, a mí me quedaban 80 pesos. De 250 que salía un baile privado, a mí me quedaban 150 pesos. Ya el resto era de ellos. Yo cobraba mi plata, ya al legar al departamento Ale y Fabiana me quitaban todo el dinero”, relató Sofía.

Ese dinero era para pagar la supuesta deuda del boleto de avión y la renta del departamento que compartía con otras venezolanas.

Sus captores la obligaron a consumir drogas; la deuda fue impagable.

Semanal, me daban tres bolsas de mota, tres bolsas de cocaína y por total de eso tenía que pagar mil 500 pesos… Aparte de esos mil 500 pesos, que era de la droga, tenía que pagar mil 500 más que era lo de la renta del apartamento… La verdad siempre quedaba debiendo algo”, apuntó.

Las cuatro jóvenes eran vigiladas las 24 horas del día; sus captores las castigaban si subían de peso.

Nada más tenía una sola comida por día… En el trabajo, en varias ocasiones, me llegue a desmayar”, reveló.

En tres de los cuatro casos documentados, las jóvenes fueron obligadas a una sesión de fotografías.

Lilia, una joven venezolana víctima de explotación sexual, mencionó que sus captores de dijeron que “iba a trabajar de dama de compañía, acostándome con los hombres, que tenía que estar bien maquillada”.

Las fotografías de las tres jóvenes fueron incluidas en la página de internet zonadivas.com, que ofrece sexoservicio.

Las venezolanas fueron obligadas a firmar un documento, sin saber a qué se comprometían.

El comisario José Antonio Vega Michaca, titular de la división de investigación de la Policía Federal, explicó que dicho documento era “un supuesto contrato de trabajo, para autorizar la exhibición de sus fotografías y esto lo hacían mediante un notario, pero realmente era la situación de tenerlas sometidas mediante ese engaño”.

Tres jóvenes fueron llevadas a casas de seguridad en Puebla; los tratantes las ofrecían través de la página zonadivas.com.

Luna, otra de las jóvenes venezolanas víctimas de explotación sexual, mencionó que “llamaban a un teléfono, pero ese teléfono no contestaba uno, la que contestaba era la jefa y era ella la que nos llamaba a nosotros, a otro teléfono que nos daba, y nos decía: ‘Tienes un cliente, en cinco minutos llega el taxi por ti’”.

Mediante taxis, que están en cierto modo dando el servicio para estarlas moviendo, y ellas se sientan vigiladas de esa manera y eviten estar yendo a denunciar o escabullirse”, apuntó el comisario José Antonio Vega Michaca.

La página electrónica zonadivas.com se encuentra fuera de servicio.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y la Policía Federal han detenido a varios involucrados en la trata de personas.

El titular de la división de investigación de la Policía Federal aseguró que “la investigación continúa y seguirá habiendo detenciones”.

Al menos 20 jóvenes, en su mayoría procedentes de Venezuela, han sido rescatadas de esta mafia que utilizaba la página en internet, para prostituirlas.

Sofía recomendó a las mujeres que “sean conscientes y no simplemente se dejen llevar por una palabra o porque digan que eres bonita o porque te van a dar un sueldo mejor, porque tanto en México como en Perú, Chile, hay muchos países que están llevando a las mujeres engañadas, mayormente en Venezuela, porque vivimos una situación muy terrible”.

Comentarios de Facebook