Policía captura a ex primera dama de El Salvador

La policía salvadoreña capturó el martes a la ex primera dama Vanda Pignato, reclamada por la justicia para que responda por la supuesta participación en una red de corrupción vinculada al expresidente Mauricio Funes, que se asegura que durante su mandato desvió 351 millones de dólares de fondos públicos.

Pese a que la Fiscalía General había solicitado que la ex primera dama y actual secretaria de Inclusión Social fuera procesada en libertad debido a su “delicada situación de salud”, el juez Salomón Landaverde ordenó el lunes su detención. Pignato se encontraba hospitalizada en un centro médico privado debido a que padece de insuficiencia renal aguda. En 2015 se le había diagnosticado cáncer en el útero.

La Policía Nacional Civil informó que en cumplimiento de la orden de captura emitida por el juez agentes de la División de Investigación de Dominio y Delitos Financieros procedieron a la captura por el delito de lavado de dinero y de activos.

La Fiscalía giró la semana pasada 31 órdenes de detención, entre ellas la del expresidente Funes, así como otros exfuncionarios, empleados de Casa Presidencial, familiares de Funes y otras personas particulares. De las órdenes de captura que se han emitido, la policía solo había logrado la detención de seis de los imputados, para los que el juez Landaverde, decretó detención preventiva.

El juez aún tiene pendiente resolver la situación jurídica del ex presidente Funes, su actual paraje Ada Mitchelle Guzmán Sigüenza, y dos de sus hijos que se encuentran en Nicaragua desde 2016, donde recibieron asilo político del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Al concluir el lunes la audiencia inicial, el jefe de la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía, Jorge Cortez, dijo que “esperamos que se evalúen las pruebas que se han presentado para que el juez determine la orden de detención y se agilice el proceso de extradición en contra del expresidente.

Entretanto, la Fiscalía ya alertó a la Interpol que el mandatario es una persona de interés para la investigación del caso.

La señora Pignato está acusada de haber lavado 165.000 dólares de fondos públicos dentro de la supuesta estructura que habría creado su entonces esposo para desviar 351 millones de dólares.

Según la acusación fiscal, Funes y uno de sus amigos más cercanos, el expresidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones, y empresario cafetalero, Miguel Menéndez, “crearon una estructura sofisticada para extraer fondos públicos”.

El Fiscal General Douglas Meléndez aseguró que fueron “hasta 292 millones (de dólares) de los fondos retirados en efectivo del (estatal) Banco Hipotecario” y que “este procedimiento se había retirado en efectivo… en cantidades millonarias en físico a través de bolsas negras para la basura”.

Según la Fiscalía, Funes gastó 4,5 millones de dólares en viajes de placer a distintas partes del mundo, pagando también boletos de avión para sus familiares y de los de su compañera de vida. Durante la investigación se encontraron 14 inmuebles en el país que son propiedad de Funes, pero que están a nombre de testaferros y han dado con otras propiedades a su nombre en Estados Unidos.

Comentarios de Facebook
Compartir