Expresidente Martinelli en prisión tras ser extraditado a Panamá

El ex presidente de Panamá Ricardo Martinelli entró ayer en prisión tras ser extraditado por Estados Unidos a Panamá, donde la justicia lo acusa de espionaje contra opositores durante su gobierno, señalamiento que lo podría llevar a cumplir hasta 21 años de cárcel.

“La Dirección General del Sistema Penitenciario informa que el señor Ricardo Martinelli Berrocal se encuentra recluido en el Centro Penitenciario El Renacer, a disposición de la Corte Suprema de Justicia”, dice un breve comunicado del Ministerio de Gobierno.

En la cárcel El Renacer, a orillas del Canal de Panamá, estuvo detenido el dictador Manuel Antonio Noriega desde su llegada de Francia en 2011, por vía de la extradición, hasta cerca de su muerte en 2017.

La Cancillería de Panamá indicó que a las 8:44 am, hora local, el gobierno de Estados Unidos hizo entrega formal en territorio panameño de Martinelli, cumpliendo con la orden de extradición autorizada por el subsecretario de Estado, John Sullivan.

Escoltado por alguaciles federales, Martinelli salió en un vuelo de Jet Logistics del aeropuerto ejecutivo de Opa Locka, de Miami. Antes de abordar el avión, saludó a periodistas que se encontraban en el aeropuerto. Vestido de beige y esposado de manos, el ex presidente dijo a los reporteros: “¡Estoy listo para ver el Mundial!”, haciendo un gesto con el pulgar arriba.

Un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos detalla que Martinelli es acusado en su país de “monitorear ilegalmente las comunicaciones de más de 150 personas entre 2012 y 2014 mediante un amplio sistema de vigilancia, así como de desviar más de 10 millones de dólares de fondos públicos”.

Sus partidarios, familiares, amigos y un puñado de trabajadores de un supermercado, propiedad del ex gobernante, protestaron frente a la Corte Suprema de Justicia, vestidos con gorras y camisas del Cambio Democrático, movimiento creado por el ex gobernante hace dos décadas.

La Fiscalía tiene 48 horas a partir de la llegada del ex mandatario a territorio panameño para presentarlo ante los tribunales. La acusación es por malversar fondos para crear una red de espionaje que alcanzó a 150 personas durante su mandato, incluidos periodistas y políticos, reitera la justicia panameña, que también lo investiga por otra veintena de casos de corrupción.

Comentarios de Facebook
Compartir