Brasil: tiroteo cierra el teleférico de Pan de Azúcar

Escenas de pánico y máxima tensión se vivieron el viernes en el barrio de Urca, en la zona sur de Río de Janeiro, cuando las inmediaciones del Pan de Azúcar, uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad, se convirtieron en zona de guerra.

En un operativo que incluyó el despliegue de helicópteros, la Policía Militar intercambió tiros con traficantes que intentaban escapar por la mata de los morros Chapeu-Mangueira y Babilonia, en el vecino barrio de Leme. El enfrentamiento forzó el cierre del tradicional teleférico durante dos horas y hubo un criminal detenido y un policía resultó herido.

Jimmy Jaimes, 33 años, colombiano, se encontró con un confuso escenario cuando estaba a sólo 50 metros del teleférico.

“Vi mucha gente corriendo por la plaza para todos lados, pero no entendía nada. Escuché muchos tiros, pero como vi que aquí hay una Escuela Naval pensé que estaban practicando en un polígono de tiro”, dijo a The Associated Press.

El turista colombiano sólo supo qué estaba pasando cuando llegó a la ventanilla del teleférico y le explicaron que estaba cerrado por cuestiones de seguridad.

“Trabajo hace 20 años acá y nunca vi ni un asalto. Lo que pasó hoy fue surreal”, aseguró un vendedor de choclos de la zona que, todavía conmocionado y asustado, prefirió no dar su nombre. El comerciante estaba en la plaza General Tibúrcio, unos metros por debajo del tendido de cables donde pasa el teleférico, cuando comenzaron los tiros. Su reacción, como la de muchos turistas, fue salir corriendo para buscar refugio atrás de alguna pared.

El enfrentamiento comenzó cerca de las 13:00 cuando la Policía Militar, en una operación de cerco a las favelas, se encontró con un grupo de delincuentes armados que intentaban escapar del morro Babilonia por un área de mata y comenzó el enfrentamiento.

Según confirmó la PM, un policía fue herido en las piernas debido a esquirlas de una granada y un criminal y seis fusiles de guerra fueron aprehendidos. Entrada la noche, continuaban las tareas de búsquedas en la zona rocosa de la Playa Roja, en la costa de Urca.

En la cima del morro del Pan de Azúcar, un grupo de turistas esperaba por bajar a tierra, mientras, atemorizados, escuchaban la balacera. “Estábamos todos muy aprensivos, nos preocupamos muchos cuando escuchamos muchos tiros”, contó Ruben Raia, a la salida. Raia trabaja hace 4 años en el mantenimiento del teleférico y nunca había visto algo similar.

Urca es un barrio muy concurrido por turistas que se acercan para tomar el teleférico. “Estamos muy asustadas, queremos subirnos rápidamente a un taxi y volvernos al hotel”, dijo Marisel Fusilo, una turista paraguaya que junto a un grupo de amigas llegó cuando el enfrentamiento ya había empezado y no consiguió subir al Pan de Azúcar.

Desde febrero, el estado de Río de Janeiro se encuentra bajo intervención militar en materia de seguridad. El gobierno de Michel Temer tomó la decisión luego de una ola de asaltos, saqueos y la muerte de dos policías durante el último carnaval, principal evento turístico del año.

Comentarios de Facebook
Compartir