Economía familiar

El gastar menos de lo que se gana es esencial para tener seguridad económica.

frasco con monedas“Dondequiera que vivan en el mundo, les instamos a evaluar su situación económica para prepararse para la adversidad. Les instamos a ser moderados en sus gastos y a ejercer la disciplina en sus compras a fin de evitar las deudas… Si ya han pagado sus deudas y cuentan con una reserva económica, por pequeña que sea, ustedes y su familia se sentirán más seguros y disfrutarán de mayor paz en su corazón” (Preparad todo lo que fuere necesario: La economía familiar).

Toda familia tiene la responsabilidad de proveer de lo necesario para sus propias necesidades hasta donde le sea posible. La responsabilidad de administrar la economía familiar debe compartirse entre el esposo y la esposa con una actitud de confianza y franqueza. Administrar sabiamente las finanzas puede proporcionar seguridad y promover el bienestar de la familia. Los miembros pueden experimentar problemas financieros debido al desempleo, al gastar en exceso, en emergencias inesperadas o al mal manejo de las finanzas. El pagar un diezmo íntegro, vivir dentro de las posibilidades, ahorrar para gastos imprevistos y evitar las deudas son partes esenciales de la estabilidad económica.

¿Cómo puede mi familia administrar la economía?

Lleven un registro de sus gastos. Anoten y evalúen sus ingresos y gastos mensuales. Determinen la manera de reducir lo que gasten en cosas que no sean esenciales.

Utilicen esta información para establecer un presupuesto familiar. Planifiquen la cantidad que contribuirán como donativos a la Iglesia, cuánto ahorrarán y lo que gastarán en alimentos, vivienda, servicios públicos, transporte y ropa

¿Cómo puede mi familia evitar las deudas?

El gastar menos de lo que se gana es esencial para tener seguridad económica. Eviten las deudas, con la excepción de la compra de una casa modesta o el pago de una educación académica u otras necesidades vitales. Si tienen deudas, páguenlas lo más pronto posible.

¿De qué manera el pagar el diezmo y las ofrendas de ayuno me ayuda a administrar mi economía?

El éxito de la economía familiar comienza con el pago de un diezmo íntegro y con la contribución de una generosa ofrenda de ayuno. El Señor ha prometido abrir las ventanas de los cielos y derramar grandes bendiciones sobre los que con fidelidad paguen diezmos y ofrendas (véanse Isaías 58:6-12; Malaquías 3:10).

Cuando el pago del diezmo y las ofrendas de ayuno son las primeras obligaciones que atendemos, se fortalece nuestro compromiso hacia este importante principio del Evangelio y disminuye el riesgo de que haya una mala administración.

¿Cómo puedo enseñar a mi familia sobre las buenas prácticas financieras?

Enseñar a los integrantes de la familia los principios de la administración financiera. Permitan que participen en la creación de un presupuesto y en el establecimiento de metas económicas familiares. Enséñenles los principios del trabajo arduo, de la frugalidad y del ahorro. Recalquen la importancia de adquirir toda la educación académica posible.

Vea el mensaje mormón del élder Robert D. Hales sobre cómo llegar a ser proveedores providentes.

Cortesía: www.lds.org

Comentarios de Facebook
Compartir