Oblak y Griezmann buscan su primer gran título europeo

Oblak y Griezmann, las estrellas del Atlético que guían al equipo desde los lados opuestos del campo, la portería y la delantera, anhelan títulos que se antojan claves para que puedan continuar vistiendo la camiseta rojiblanca en el futuro. Y es que los dos futbolistas, considerados en el top de jugadores en su puesto, solamente han levantado una Supercopa de España desde su llegada al club en verano de 2014.Fue en su primer mes como atléticos y en el caso de Oblak no llegó a tener ningún minuto el doble enfrentamiento contra el Real Madrid. Desde entonces se han quedado en las puertas de grandes títulos como la Champions League.

Griezmann, cuyo futuro parece dirimirse entre seguir en el Atlético o fichar por el Barcelona, siempre ha declarado que quiere ganar títulos, es su gran objetivo. El francés tan sólo tiene esa Supercopa en su palmarés (además de una Eurocopa Sub-19) y la disputó después de que el equipo rojiblanco se hubiese proclamado campeón de Liga la temporada anterior. En el título, logrado en la eliminatoria contra el Madrid, campeón de Copa del Rey, aportó una asistencia a Mandzukic en el Vicente Calderón en la vuelta cerrada por 1-0 tras el 1-1 del Santiago Bernabéu. Tras esto ha tenido la posibilidad de alcanzar la gloria futbolística, pero los penaltis y la prórroga le privaron de ello. En el primer caso con el Atlético, en la final de la Champions League de 2016 contra el Real Madrid. El Atlético cayó en la tanda después de haber empatado a un tanto en los 120 minutos de juego. Griezmann falló un penalti al inicio de la segunda mitad y marcó el que lanzó en la tanda, pero los jugadores del equipo blanco superaron a Oblak en sus cinco lanzamientos.

Simeone y Griezmann dialogan en la final de la Champions de 2016.

Ampliar

Simeone y Griezmann dialogan en la final de la Champions de 2016. Dean Mouhtaropoulos (Getty Images)

En la prórroga se le escapó una Eurocopa, un mes después de la Champions y en París con la selección francesa. Los 90 minutos acabaron sin goles, después de que Rui Patricio evitase que un gran cabezazo de Griezmann acabase en la red y Èder decidió el título en la segunda mitad de la prórroga para Portugal con un disparo desde fuera del área. El delantero del Atlético acabó como máximo goleador del torneo y mejor jugador, pero vio como la Eurocopa también se le escapaba de la yema de los dedos. Dos años después vuelve a tener una revalida, cambiando la Champions por la Europa League y la Eurocopa con el Mundial. Su primera opción es la final de Lyon, ciudad situada a sólo 70 kilómetros de su Maçon natal y donde se inició viendo al Olympique del que era seguidor. El equipo francés le rechazó y Griezmann acabó jugando en la Real Sociedad.

Oblak por su parte ha ganado una liga, una copa y una copa de la liga con el Benfica, pero ha perdido dos finales europeas de la forma más cruel. Además de caer en la final de la Champions entre el Atlético y el Real Madrid en los penaltis, también perdió una final de la Europa League desde los once metros con el equipo portugués. Fue en el año 2014 y el Sevilla se impuso en la tanda donde Oblak tampoco pudo detener ningún lanzamiento. Ahora tendrá una segunda oportunidad en el torneo convertido posiblemente en el mejor portero del mundo y evolucionando claramente en el lunar de las dos finales, los penaltis. El esloveno evitó el gol de Fajr en la victoria contra el Getafe del pasado fin de semana con una extraordinaria intervención y ha parado siete de los doce penaltis que le han tiradofuera de las tandas (58% de acierto).

Werner, Lucas, Thomas…

Oblak y Griezmann no son los únicos jugadores del Atlético cuyo palmarés no se corresponde a su nivel. Werner, Lucas Hernández y Thomas no han ganado ningún título todavía en su carrera y esperan estrenarse en la Europa League. El portero argentino llegó del Atlético San Rafaela y pasó una etapa cedido en Boca. Tiene 22 años y ya ha debutado en el torneo europeo y en Liga. Lucas y Thomas ascendieron al primer equipo del Atlético posteriormente a la Supercopa de España. El francés de 22 años empezó a jugar con el primer equipo en la temporada 2014/15 y el ghanés salió cedido al Mallorca y al Almería antes de empezar a jugar a las órdenes de Simeone en la temporada 2015/16.

Otros jugadores han levantado títulos, pero nunca en una competición de gran calibre como en el caso de Vrsaljko, cuyas ligas se produjeron en Croacia con el Dinamo de Zagreb. Otros como Ángel Correa no han ganado trofeos en Europa, pero se hizo con la Copa Libertadores en San Lorenzo de Almagro y la Copa América Sub-20 con Argentina. Por último quedan casos como el de Saúl, que participó fugazmente en el título de la Europa League del curso 2011/12 donde debutó jugando 30 minutos ante el Besiktas y en el de Copa del Rey de 2013 jugando 30 minutos contra el Jaén. Si que tuvo minutos en la Supercopa de España, el último trofeo, pero ha pasado de promesa a gran figura del equipo.

Comentarios de Facebook
Compartir